El TSXG anula la Autorización Ambiental Integrada de la cementera de Castro

Diario de Ferrol-2013-10-23-011-e106466f
|

La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha dictado una sentencia que anula la Autorización Ambiental Integrada y la Declaración de Impacto Ambiental de las instalaciones de la molienda, almacenamiento y expedición de cemento promovida por Cementos Galegos SA en Narón. La planta en cuestión pertenece en la actualidad a la firma Tudela Veguín, que figuraba como codemandada en este procedimiento.
La Asociación de Vecinos Os Cruceiros, de Castro, se alegra de la presente resolución judicial, con la que se cierra el ciclo de los distintos recursos interpuestos por esta entidad contra la planta cementera “y que supone, de hecho, que a día de hoy la misma esté en funcionamiento pese a no tener autorización alguna para tal fin”, apostilla.
Según recuerdan los directivos vecinales, primero se anuló el Plan de Sectorización de una parcela anexa al polígono industrial Río do Pozo, después el proyecto de urbanización  de la parcela, con posterioridad la licencia urbanística de instalación y actividad, y ahora, la Autorización Ambiental Integrada y la Declaración de Impacto Ambiental.
La AVV Os Cruceiros anuncia que ahora iniciará el camino para dar cumplimiento a todas y cada de las resoluciones judiciales “que nos han sido favorables para tratar de conseguir nuestro objetivo fundamental –dice–, que no es otro que la recuperación de la parcela en la que se ubica la cementera de Castro a su estado anterior a la construcción de dicha instalación”.
Añade que, pese a su valoración de los resultados positivos obtenidos hasta el momento, lejos de darse por satisfecha, no va a cejar en su empeño de conseguir la restauración de la zona y la eliminación de la planta. “En los próximos días se empezará a promover la ejecución de las sentencias para tratar de evitar que, mediante argucias jurídicas, se impida el cumplimiento de las mismas”, apostilla la entidad.
Al mismo tiempo, quiere recordarle a los responsables municipales, en concreto al alcalde de Narón, Xosé Manuel Blanco Suárez, “su obligación de cumplir y hacer cumplir la ley”, apunta, añadiendo que “el dejar de cumplir con sus obligaciones pudiera suponerle una posible responsabilidad penal por omisión”. Por eso añaden que, desde este momento, teniendo en cuenta que la cementera de Castro carece de licencia de actividad, “ha de promoverse de oficio por parte del Sr. alcalde el correspondiente expediente de reposición de la legalidad  urbanística, lo que implica la suspensión inmediata de cualquier actividad que se venga desarrollando en dicha planta”.
Por último, la AVV agradece a todos los que les mostraron su apoyo en la lucha contra la cementera la confianza depositada en la entidad vecinal.

Alcalde
El regidor naronés, Xosé Manuel Blanco Suárez, manifestó respecto a esta nueva sentencia que  ya se veía venir, porque “unha vez que cae o proxecto inicial, cae todo”, dijo, añadiendo que, no obstante, las circunstancias son las mismas que en los fallos anteriores. El alcalde, que precisó que las resoluciones no se refieren a actuaciones del Concello, sino de la Xunta, dijo estar a la espera de que lo que digan los servicios jurídicos municipales. No obstante, apostilló que, en su opinión, no tendría sentido proceder a la demolición de las instalaciones, ya que si ahora solicitasen la licencia de actividad se les podría conceder.

El TSXG anula la Autorización Ambiental Integrada de la cementera de Castro