Hondo malestar en la afición por el trato recibido en El Molinón

Deporte Campeón-2016-02-08-008-bcc55009

|

 

La afición deportivista vivió un fin de semana extraordinario en su desplazamiento masivo a El Molinón, en donde se concitaron alrededor de 2.500 seguidores blanquiazules.

La hinchada coruñesa, sin embargo, volvió a toparse con desagradables incidentes en campo del Sporting de Gijón, donde además de retrasos en el acceso al campo de fútbol, se registraron robos de material deportivista, amenazas e incluso agresiones aisladas.

En medio de un ambiente de fiesta espectacular, en el que el deportivismo se empapó de pasión por su conjunto y también de los festejos carnavaleros, hubo que registrar conatos de peleas entre aficionados de ambos equipos, afortunadamente sin heridos ni detenidos.

A la llegada a los tornos de acceso al recinto de El Molinón se produjeron largas colas —numerosos aficionados se perdieron hasta 20 minutos de partido— en el control de seguridad, con cacheos exhaustivos a la afición visitante.

“Foi un desastre de organización no dispositivo de seguridade nun partido declarado de alto risco, moita xente entrou co partido comezado. Solo había dous tornos e os cacheos foron espectaculares”, relata al día siguiente Francisco Roca, presidente de la peña ‘decana’ deportivista, la de Vilalba. 

Sin embargo a la salida del campo de fútbol las fuerzas del orden y la seguridad privada del Sporting no preservaron la seguridad de los hinchas coruñeses en el camino de cerca de un kilómetro hasta sus autobuses. 

Un grupúsculo de jóvenes asturianos empujó y agredió a varios adeptos coruñeses.

Hondo malestar en la afición por el trato recibido en El Molinón