La Fiscalía investiga a los menores de San Rosendo

|

Los daños y molestias que provocan una pandilla de niños gitanos en los comerciantes de la plaza de la Sagrada Familia, en torno a la iglesia de San Rosendo, llegó al conocimiento de los Servicios Sociales del Ayuntamiento. El concejal del área, Miguel Lorenzo, afirma que los agentes municipales pusieron en conocimiento de la Fiscalía de Menores lo sucedido y están esperando su visto bueno para poner en marcha sus propios recursos.

De momento, los comerciantes siguen soportando las molestias que les generan esta pandilla de niños de entre 14 y seis años que, sin ningún control por parte de sus padres, se dedican a robar o romper mercancía, golpear los cristales, insultar y realizar pintadas en las fachadas de los establecimientos de la zona. Esta situación lleva repitiéndose desde hace más de un año sin que la Policía pueda hacer nada más que devolverlos a sus padres, dado que a los niños les protege su condición de menores.

La Fiscalía investiga a los menores de San Rosendo