El PP critica la falta de capacidad del BNG para negociar los presupuestos

El alcalde ha declarado que se siente muy sorprendido ante esta situación
|

El Partido Popular de Fene criticó la inexistencia de talante de Juventino Trigo, alcalde de Fene, a la hora de crear diálogo con el resto de partidos. Según el portavoz del PP, Gumersindo Galego, se intentó que los presupuestos fuesen impuestos.
También acusaron a Trigo de no haber ni siquiera llegado a consenso con los grupos que forman parte del gobierno municipal junto con el BNG. Gumersindo Galego quiso recordarle al regidor que su partido tiene cuatro concejales, mientras que la corporación al completo son 17.
Por otra parte, el del PP consideró sorprendente la actitud del alcalde, que convocó el pasado martes al mediodía una comisión urgente para abordar las cuentas con el objetivo de llevarlas al día siguiente a pleno en forma de moción. Gumersindo Galego explicó que no recibió el voto favorable de ninguno de los siete concejales del PP porque no había tenido lugar ninguna reunión entre su partido y el BNG en relación a este tema.
Por último, el portavoz dijo que “no es de recibo” llevar unas cuentas para el ejercicio a un pleno sin haber sido discutidas ni una sola vez.
Sin embargo, según Juventino Trigo, las cosas son bastante diferentes. Por un lado aclaró que con el resto de partidos del gobierno (PSOE y Somos Fene) se han reunido en infinidad de ocasiones, por lo que habría que preguntarles a ellos acerca de este tema, según dijo.
Además quiso aclarar que el 14 de julio los presupuestos estaban cerrados tras numerosos encuentros de gobierno. El 15 de julio, el documento fue enviado al Partido Popular por correo electrónico.
Paralelamente, el alcalde convocó para el lunes 22 una junta de portavoces a la que no pudo acudir ninguno de los siete concejales populares. Posteriormente se mantuvo una reunión con un miembro del PP durante la que se le preguntó si había alguna aportación. La respuesta fue no y se mostró de acuerdo con llevar los presupuestos a pleno ordinario mediante una moción urgente ese mismo viernes, y asíno tener que organizar uno extraordinario. Esto se decidió porque no había más puntos tan relevantes que tratar ese día.
La sorpresa para Trigo fue cuando ni si quiera se pudo debatir el documento ya que el PP votó no y sus compañeros se abstuvieron.

El PP critica la falta de capacidad del BNG para negociar los presupuestos