El remo como una escuela para la vida

|

Cuando de niños y deporte se trata, casi tan importante como el ejercicio físico es la asimilación de unos valores que completen su formación como personas. Y esa es la idea que el Club de Remo Ares, a través de la plataforma educacional Juntos Invulnerables, desarrollada por Estudio Vendaval, pretende transmitir a los integrantes de su escuela. Un proyecto que vio la luz hace unos meses y que, lejos de desinflarse durante el confinamiento, se ha reinventado para convertirse también en una motivación extra para los deportistas de las categorías de base de la entidad.

El lunes, a través de una charla telemática, la remera Sandra Piñeiro (Boiro, 1996), integrante de la trainera con la que Orio compite en la Liga Euskotren, compartirá con ellos su experiencia vital y deportiva vinculada al remo. Será la tercera de estas iniciativas que se celebre dentro de uno de los proyectos que desarrolla la plataforma: Pequeños Invulnerables. Una propuesta mediante la cual los alumnos de la escuela pueden entrar en contacto directo ya no solo con profesionales vinculados al deporte, sino con remeros de renombre, referentes en la disciplina ya sea por su trayectoria deportiva o por contar detrás con una historia de superación personal. Una forma de que los pequeños comprueben de primera mano cómo estos han vivido situaciones muy similares a las que ellos mismos deben afrontar día a día.

Sandra Piñeiro toma el relevo de Jon Salsamendi, laureado remero y en la actualidad entrenador de Orio Arraunketa Elkartea, vigente campeón de la Eusko Label Liga; o Luis Pazos, deportista del Club de Remo Ares, con una dilatada carrera a su espalda, quienes ya departieron hace unas semanas con los jóvenes del club en una iniciativa que ha tenido una gran acogida entre los niños, pero también entre los entrenadores y los propios padres. “Están agradecidos de que les prestemos atención, de que no nos olvidemos de que están en casa y de que sigamos estimulándolos”, explica Beatriz Gelpi, responsable de las categorías de base del CR Ares y del proyecto Juntos Invulnerables.

Coloquios

Estas charlas son el capítulo más reciente –que no el último– de un proyecto que en sus inicios contó con la colaboración de la psicoterapeuta familiar Virginia Castro, que incidió en la manera en la que los niños deben conciliar deporte y estudios; Agustín Fernández, licenciado en INEF, entrenador de remo y exintegrante del club, quien les habló de la importancia de la preparación física; y Gabi Pita, psicólogo deportivo que trató con los niños y sus padres la forma en la que abordar diversos aspectos psicológicos derivados de la propia competición.

Además, en una acción conjunta con los centros educativos del municipio, desde la plataforma Juntos Invulnerables también han dado a conocer el remo a los escolares.

Un cúmulo de iniciativas que emanan de una idea clara de entender las escuelas deportivas “no como la mera difusión de una práctica deportiva, sino como un agente formador en la vida de un niño”, explica Beatriz Gelpi, quien recuerda que, como tal, “tenemos que ir más allá y enseñar valores implícitos en el deporte y en la socialización. No podemos olvidar todos los aspectos que influyen en ello. Está bien enseñar la técnica de un deporte, pero también aspectos inherentes a él como la socialización, cómo deben comportarse en un grupo, cómo socializar con un rival, los valores que deben predominar en el deporte...”.

La plataforma

La alarma sanitaria derivada del Covid-19 así lo pondrá de manifiesto y, por eso, en ese aspecto concreto, Gelpi advierte que “las cosas no volverán a ser como antes, y hay que preparar a los niños para que asuman que, al menos durante un tiempo, no van a poder vivir el deporte como lo entendían y que habrá que tener mucha precaución con temas como la higiene, mantener las distancias...”.

Juntos Invulnerables es una plataforma educacional desarrollada por Estudio Vendaval, que por motivos afectivos ha cedido su uso al Club de Remo Ares. Cuando vio la luz lo hizo fruto del convencimiento de que “el futuro de las escuelas deportivas pasa por invertir en formación en valores más allá de la práctica de un deporte”, de ahí que esperan que, superada la crisis y cuando las cosas se normalicen, los clubes deportivos y las entidades públicas se conciencien de la importancia de esta perspectiva y se sumen al proyecto. l

El remo como una escuela para la vida