La “nueva normalidad” se impondrá desde mañana en Galicia

Un operario desinfecta un parque infantil | efe
|

El Gobierno aceptó la solicitud de Galicia de abandonar de forma anticipada la fase 3 del plan de desescalada, por lo que mañana entrará en lo que se ha denominado la nueva normalidad, tal y como informó el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Esto la convierte en la primera comunidad que abandona el estado de alarma, declarado el 14 de marzo y que seguirá en vigor hasta el 21 de junio.

Además, el Gobierno aceptó el avance el lunes 15 de junio a fase 3 de las provincias manchegas de Toledo, Ciudad Real y Albacete y de las de Burgos, Palencia, León, Zamora y Valladolid en Castilla y León, mientras el resto de provincias continuarán en fase 2.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, no considera que este avance sea precipitado, si no una medida que responde “al ritmo de la situación epidemiológica de Galicia”, con las ratios de contagio mas bajas del Estado. Recordó que el virus sigue estando presente, y ha instado a “seguir con cautela, con rigor, manteniendo la distancia, con higiene y haciendo uso de mascarillas”.

No obstante, y ante el hecho de que algunas comunidades llegarán al fin del estado de alarma sin haber concluido la desescalada, Feijóo anunció que propondrá hoy en la conferencia de presidentes que se articule una norma de salud pública que permita limitar los movimientos de determinadas regiones si, por causa de una pandemia, presentan niveles altos de contagio.

Núñez Feijóo se refirió, en particular, a casos como los de los ciudadanos de Madrid o Barcelona que, suprimido el estado de alarma, podrán moverse por todo el territorio nacional. Sobre esta cuestión, el jefe del Ejecutivo gallego consideró que se “han perdido tres meses” en los que se pudo legislar para mantener esta posibilidad fuera del estado de alarma.

Para paliar los efectos de la pandemia, la Xunta trabaja en un plan de reconstrucción que, en opinión de Feijóo, tiene que centrarse en “que las compañías tengan liquidez, que no quiebren, y flexibilizar la interpretación de los ERTEs”.

Además, explicó que la emergencia sanitaria obligó a una “reordenación de los presupuestos”, con partidas destinadas a políticas sociales, para que “nadie se quede atrás”.

Del mismo modo se refirió al tirón económico del Xacobeo 2021, que iba a ser “el mejor de la historia”, pero que “ya no lo va a ser”. “La pandemia vino a truncar el mejor Xacobeo de la historia”, dijo Núñez Feijóo, que ha confiado en buscar mecanismos que permitan “ampliarlo” al año siguiente.

La “nueva normalidad” se impondrá desde mañana en Galicia