CCOO tiende la mano a Navantia para dialogar tras la anulación del IV convenio colectivo

Navantia reparto de pasquines sobre la campaña “Amarra o teu futuro”
|

Mientras las movilizaciones en Ferrol dejan en evidencia la batalla que están librando sindicatos y empresa por las condiciones laborales de las auxiliares de Navantia, hay otra asignatura pendiente que las partes han de abordar sin dilación. Se trata del convenio colectivo, para cuya negociación la reciente sentencia de la Audiencia Nacional ha dictado un nuevo punto de partida.
El responsable del Sector Naval dentro de la Federación de Industria de CCOO, José Matesanz, aseguró ayer que desde el sindicato con representación mayoritaria en Navantia ya se ha tendido la mano a la dirección de la compañía para “sentarnos a dialogar y reconducir la situación”. El responsable recuerda que el fallo judicial que anula el IV convenio ha de aplicarse de inmediato, pese al recurso de casación, y expresó su total confianza en que así se va a hacer “porque es su obligación, más en una empresa pública”.
El dictamen judicial, que trastocó una reunión que se iba a dar hace unas semanas entre el comité intercentros y la empresa, “debería conllevar –en opinión de Matesanz– una reflexión por ambas partes y asumir cada uno su parte de responsabilidad”. Una vez cumplido un tiempo para asumir la sentencia, consideró el responsable sindical, el encuentro debería producirse en breve y “empezar a trabajar por esta empresa, cuyo futuro está en el aire”. La prioridad, para el representante de CCOO, es hablar sobre el plan industrial de una empresa que, en su opinión, “está desnortada”.
Matesanz considera que CCOO ha recompuesto ya la unidad dentro de sus filas, tras la división que se produjo precisamente en torno a la negociación del último convenio. “En la Federación ya llevamos tiempo trabajando juntos y la cohesión interna está consolidada, entendiendo que alguna parte, como San Fernando, tiene más dificultades para explicar su posición”.
El convenio colectivo que ha anulado la Audiencia Nacional fue defendido por Navantia como una herramienta fundamental para llevar adelante su estrategia industrial, en la que la rebaja de los costes salariales es una prioridad. El fallo devuelve a los trabajadores al marco laboral del anterior acuerdo, el del año  2009, que se prorroga automáticamente.

campaña de la CIG
La CIG –que fue el otro sindicato que, junto con CCOO, impugnó en su día el IV convenio colectivo– convocó en la mañana de ayer una concentración a las puertas del astillero de Navantia Fene. La acción pretende dar continuidad a la campaña “Amarra o teu futuro”, que la central nacionalista emprendió el pasado 13 de diciembre pasado con una gran cadena humana que unió un lado y otro del puente de As Pías.
La CIG quiere seguir demandando soluciones para la situación de emergencia que vive la comarca, por lo que durante esta semana va a desarrollar una serie de movilizaciones. Además de la concentración de ayer ante el astillero de Fene, hoy la CIG llevará a cabo una acción similar ante el hospital Arquitecto Marcide, a las 11.30 horas. Mañana estarán en la zona del Puerto y el viernes en Megasa. En todos estos puntos se realizará un reparto de pasquines.

CCOO tiende la mano a Navantia para dialogar tras la anulación del IV convenio colectivo