Más anímico que numérico

campo de A Malata partido de fútbol entre el Racing y la Gimnástica Segoviana
|

Los resultados que se registraron ayer en la vigésimo séptima jornada liguera del grupo 1 provocaron que la victoria con la que el Racing saldó el pasado sábado el partido ante la Gimnástica Segoviana no tuviera un gran efecto clasificatorio. De hecho, entre la victoria del Valladolid B y la del Toledo, por ejemplo, el equipo ferrolano se mantiene en la penúltima posición de la tabla clasificatoria. Y sus 24 puntos lo mantienen a cinco puntos de la posición que obliga a ganar una eliminatoria para mantenerse en la categoría... pero ahora también de las que lo garantizan de manera automática..

Pero el triunfo conseguido tras cuatro derrotas consecutivas tiene, sobre todo, un efecto anímico. Así lo reconocieron los dos goleadores racinguistas en el partido del pasado domingo. Así, Álvaro Rey destacó que “este es el camino, porque es una victoria que nos da moral y confianza para esta semana. Y también tranquilidad”. Mientras, Armental recuerda que “aún queda mucho que remar y que pelear, pero hay que tomar esto como una referencia que nos tiene que reforzar de cara a los siguientes partidos que juguemos”.


El resultado también puso en valor la forma de jugar por la que el Racing optó en este partido, de una manera más vertical y agresiva y sin complicarse la vida a la hora de sacar la pelota. Como explicó Álvaro Rey, “es otra variante del fútbol. Y ahora mismo nosotros tenemos que ganar como sea”. Por su parte, Armental destacó la importancia de marcar en el primer minuto de juego, porque recordó que “eso hace que te reafirmes en tu idea y que el contrario tenga que modificarla. Y nosotros, a la contra, somos muy peligrosos”. 

Así que ahora la intención del cuadro verde es la de darle continuidad a este resultado, aunque en un partido que no tendrá nada que ver con el anterior. “Por lo que me cuentan, es un campo [el del Unión Adarve] donde se puede jugar muy poco. Pero es lo que hay”, reconoció Armental, mientras que Álvaro Rey apuntó que “vamos a un campo difícil, de hierba artificial, pero tenemos que sacar los puntos como sea”.

Más anímico que numérico