Artur Mas se echa a un lado pero no renuncia a ser candidato “algún día”

Catalan acting President Artur Mas arrives for a news conference at the regional government headquarters at Palau de la Generalitat in Barcelona, Spain, January 9, 2016. REUTERS/Albert Gea
|

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, dijo ayer tras renunciar a la reelección que el acuerdo de investidura con la CUP “hace que JxSí controle la actividad parlamentaria” en la nueva legislatura. En una comparecencia ante los medios –a la que también ha asistido su esposa, Helena Rakosnik–, señaló que la CUP promete dar esa estabilidad.
Además, dos diputados de la CUP “se incorporarán a la dinámica parlamentaria de JxSí”, que son los que faltaron a JxSí para tener mayoría por sí sola; y añadió que la CUP deberá renovar diputados suyos.
También señaló que, tras su renuncia, está a disposición del nuevo Parlament y del próximo presidente y su Govern para lo que se le pida: “Ayudaré sin reservas en todo lo que se me pida y sin pedir ningún cargo”.

su futuro
“No quiero cargos, sino ser presidente o expresidente, y tan digna es una cosa como otra”, afirmó, y aseguró que no se retira de la política, ni renuncia a ser candidato de nuevo en algún momento, lo que justificó porque su compromiso de retirarse era solo para hacerlo tras este nuevo mandato que iba a asumir.
Asimismo, Mas concretó que cree poder contribuir a dar “solidez” a la renovación de CDC, una labor que definió como necesaria y urgente.
El presidente catalán en funciones justificó dar un paso al lado no presentándose a la reelección: “Tiene un componente doloroso pero estoy muy tranquilo de lo que estoy haciendo”, aseguró.
Mas admitió que este desenlace tiene costes pero también beneficios, pero asegura que “estos beneficios superan de largo los costes”.
También afirmado que el desenlace permite tirar adelante Cataluña, a la que “le faltaba perspectiva” pero tenía proyecto, además de recordar que repetir elecciones era lo peor, aunque aseguró que ya todo estaba preparado para eso.

ayudar "en lo que pueda"
“Si me quedo como diputado, no quiero ninguna relevancia especial”, dijo, aunque sí ayudará “en lo que pueda”, como comunicó a la presidenta de la cámara, Carme Forcadell, y a Puigdemont.
Sobre el coste personal de su renuncia, respondió: “Si yo podía, debía salvar el proceso, el compromiso de tanta gente que se ha mojado”, lo cual considera que tiene mucho valor y no se puede menospreciar. Mas asegura que renunciar no es fácil pero es consecuente según su manera de actuar. “A lo mejor hay gente que ahora me conocerá mejor”.
Además, reiteró que personalmente tenía muchos motivos para dar un paso atrás, no ya “al lado” como ha hecho. Calificó de “absolutamente trepidantes” estos últimos años para él, por los obstáculos de todo tipo que se ha encontrado, y recordó que ganó las cinco elecciones a las que se presentó. Pese a ello, estos doce años “no han sido plácidos”: han gobernado dos tripartitos pese a ganar los comicios; y después gobernó él, pero hubo crisis, los recortes –que calificó de obligados– y la mayoría absoluta del PP en el Gobierno central.

Artur Mas se echa a un lado pero no renuncia a ser candidato “algún día”