El plantel de Navantia mantiene vivas sus demandas de ocupación

Manifestaci�n de Navantia
|

Más de dos mil trabajadores de Navantia realizaron ayer su segunda vuelta a la ría, con idéntico recorrido y bajo el mismo sol, pero con menos participación después de otro año de desmantelamiento de la industria auxiliar. En esta ocasión los anuncios del inicio inmediato del flotel para Pemex y del próximo encargo de un Buque de Acción Marítima condicionaron el guión, que se centró en reclamar más concreción y menos “globos sonda”.
El portavoz de los comités de Navantia, Ignacio Naveiras, recordó que el BAM no tiene fecha y que el propio secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, acaba de declarar que hay que seguir un “proceso complicado” hasta la firma del contrato. “O naval da ría de Ferrol aínda non ten solución e non fan máis que seguir a soltar lebres”, señaló Naveiras, que citó expresamente los dos gaseros de pequeñas dimensiones para Repsol a los que, según ha trascendido en los últimos días, también opta Navantia. “O único que se pretende –subrayó– é pasar a data do 25 de maio”.
El portavoz de la parte social centro sus demandas en que se concrete la fecha para el BAM y que se aclare la situación de la compañía en el mercado de la energía eólica marina, toda vez que concursa para la construcción de componentes para el parque de Wikinger, promovido por Iberdrola. Señaló que el próximo martes hay una reunión del comité intercentros con Navantia, aunque reconoció que “esperamos pouco” porque es evidente que “a dirección xoga un papel secundario”, sin intervención directa en los posibles encargos que se están fraguando actualmente.
El portavoz de los trabajadores advirtió de que el corte de chapa del flotel de Pemex, adelantado a la próxima semana, puede ser un acto “puramente testimonial” y puso de manifiesto que “a realidade é que o programa se está a retrasar”. Naveiras aseguró que la entrada de material para este buque se está produciendo más lentamente de lo esperado y que esto se debe “á desorganización desta empresa e a centralización no que ten que ver con aprovisionamentos e compras, que está a provocar unha parálise casi total na toma de decisións”. Según el representante sindical, “todo o mundo se sinte supervisado ata un extremo ilóxico” y el ritmo de trabajo permite poner en duda que los bloques del buque-hotel puedan estar en construcción a la vuelta del verano.

casi cinco horas
Los trabajadores salieron del astillero de Ferrol a las doce del mediodía y encararon el camino hacia el puente de As Pías, como es habitual en sus manifestaciones, a buen ritmo. Al llegar a Fene se les unieron los apenas 200 operarios de aquella factoría y siguieron todos juntos la marcha. Cubrieron casi veinte kilómetros durante cerca de cinco horas, con parada para comer de bocadillo, y la pancarta “Polo futuro das comarcas” volvió a entrar en la factoría cerca de las cinco de la tarde. 
Según informaron los comités, la próxima semana se desarrollarán nuevas movilizaciones, todavía por concretar. n

El plantel de Navantia mantiene vivas sus demandas de ocupación