“‘Moraima’ es el mayor acierto de mi carrera; resume lo que he ido haciendo hasta ahora”

Diario de Ferrol-2014-08-16-011-d98181e6
|

Pasan unos minutos de las 11.30 horas y Andrés Suárez, que lleva desde finales de julio disfrutando de su tierra y su familia en Ferrol tras una intensa vorágine de conciertos con la gira de su último disco, “Moraima” –el quinto álbum y el primero grabado en directo–, está a punto de volver a la carretera. En unos instantes emprenderá viaje rumbo a Ciudad Real, para actuar en el Festival Cantautorre de Torre de Juan Abad, en Ciudad Real. Esto fue ayer, viernes, un día antes de que el cantautor local suba de nuevo al escenario. Lo hará hoy, en esta ocasión “en casa”, en un concierto que dará comienzo a las doce de la noche en la Plaza Roja de Cedeira, dentro de las fiestas de La Patrona.

Tras dos años y medio de intesa gira por España y América –ha estado en países como México, Miami o Argentina...– con su último disco, esta noche actuará en su tierra...
Sí, y la verdad es que estoy nervioso. Actuar en casa es una gran responsabilidad, uno tiene que dar todavía más de sí. Trataré de ofrecer lo mejor de mí, ser yo mismo y hacerlo lo mejor posible. Además, podré reencontrarme con viejos amigos en un paisaje totalmente idílico. He de decir que el público de esta comarca me brinda mucho cariño, y les estoy muy agradecido.

“Moraima”, su quinto disco, ha supuesto su gran debut en listas y está cosechando un gran éxito entre el público. ¿Cómo definiría este trabajo?
Con “Moraima” llevo dos años y medio de gira, sin parar. El disco ha tenido más éxito del que pudiéramos haber imaginado. Incluso en México y en Miami tuvimos un respaldo absoluto por parte del público. Este disco es el mayor acierto de mi carrera. Es como un resumen de lo que yo soy y lo que hice hasta ahora.

Además es su primer disco grabado en directo...
Sí. Quería grabar un disco en el que yo pudiera sentirme libre, subirme al escenario y cantar ante el público. La música es un diálogo y a veces una mirada es más sincera que un aplauso. Meterme en el estudio a grabar lo llevo mal, me parece mucho más frío.

En sus letras sigue estando muy presente el mar...
Crecí en Pantín, observando y oliendo el mar desde la ventana de casa, y eso marca. Es una forma de entender la vida. En cuento puedo, vengo para aquí corriendo, para escribir, pasear, comer bien y disfrutar de la familia; soy muy hogareño.

¿Cómo calificaría el momento profesional que está viviendo?
La verdad es que no le puedo pedir nada más a la vida, solo que me deje como estoy. Creo que estoy en el mejor momento profesional y vital. Tengo 31 años y vivo por y para la música. No tengo ninguna otra responsabilidad y puedo dedicar todo mi tiempo a lo que más me gusta.

Creo que el 10 de enero se despedirá de los escenarios por una temporada...
Sí, pararé unos meses para preparar un nuevo disco. El último concierto será en Madrid, en el Palacio de Vistalegre.

¿Qué balance hace de su carrera musical?
Llevo unos quince años desde que por primera vez me subí a un escenario, en el concurso A Mocidade coa Lingua de Ferrol en el que participé con mi primer grupo del instituto. Deste entonces no paré. Con 18 años me fui a Santiago y seguí formando bandas y un año más tarde me fui al Metro de Madrid a cantar donde me dejaran. Lo que traté de buscar siempre es vivir dignamente. Todos estos años de carrera me han dejado mucho rock. n

“‘Moraima’ es el mayor acierto de mi carrera; resume lo que he ido haciendo hasta ahora”