La plantilla de Siemens Gamesa, en huelga ante un futuro incierto

Los accesos al polígono industrial de As Somozas permanecieron cortados durante varios tramos de la primera jornada de un paro que continúa hoy | jorge meis
|

Los trabajadores de la planta de Siemens Gamesa en As Somozas secundaron ayer masivamente la primera jornada de huelga convocada por el comité de empresa para denunciar la falta de carga de trabajo y la incertidumbre sobre el mantenimiento del empleo –300 puestos directos– cuando se entreguen las últimas palas eólicas que están en construcción, en torno a la tercera semana del próximo mes de enero.

La movilización de la plantilla de la fábrica paralizó durante buena parte de la jornada la actividad en el polígono industrial del municipio somocense al cortarse los accesos, si bien por la tarde se habilitó un corredor para permitir la entrada y salida de empleados de las otras empresas instaladas en el parque. Con todo, el movimiento fue mínimo y, de hecho, el propio Concello cerró –hoy también lo hará– la atención al público en solidaridad con los trabajadores de la planta. 

Con el tiempo en contra y en una situación “crítica y agónica”, según explicó el presidente del comité, Sergio López, las esperanzas de los trabajadores pasan por lo que se acuerde en una reunión multilateral que se celebrará esta mañana y que la parte social lleva meses demandando. Así, además del comité y los sindicatos, estarán presentes responsables de la compañía, de la Xunta y de los ministerios de Industria y para la Transición Ecológica. El objetivo, impedir que a partir de finales de enero, sin ningún nuevo pedido confirmado a estas alturas, la multinacional opte por uno de los escenarios posibles que ya se le trasladaron al comité en encuentros bilaterales anteriores, el cierre. 

Empleo temporal 
Las consecuencias de esta menguante ocupación que se ha registrado en la fábrica de palas eólicas a lo largo de los últimos meses ha afectado ya al empleo. Hace unas semanas, la dirección decidió no renovar 52 contratos temporales y, explicó el portavoz de la parte social, el próximo lunes vencerán otros 29.

La plantilla viene reclamando desde hace un año y medio inversiones en la factoría para poder construir modelos de palas más grandes. En la actualidad construye únicamente uno –el SG-114–, pero las decisiones de la multinacional se han encaminado a poner en marcha nuevas instalaciones en Portugal con una capacidad productiva mayor y para modelos más grandes y más demandados en el mercado actual. La empresa, hasta el momento, ha desechado esa alternativa en As Somozas.

La plantilla de Siemens Gamesa, en huelga ante un futuro incierto