El Galicia de Mugardos cayó en un partido en el que no estuvo cómodo

Pablo Casal, en el momento de anotar uno de los goles del cuadro valexo | jorge meis
|

Poco le duró el liderato al Galicia de Mugardos, que perdió con el Olímpico (2-0) en un duelo en el que los anfitriones fueron superiores y supieron leer mejor el partido. Los mugardeses nunca se encontraron cómodos sobre el campo ante un equipo que logró llevar la iniciativa gracias a su mayor agresividad en el juego.
El Olímpico ganó las disputas, se impuso en las segundas jugadas, controló el juego incluso cuando no tuvo el balón y todo ello, en conjunto, le hizo ser superior. En el minuto 10, Pablo, además, logró abrir el marcador para los visitantes, lo que no hizo más que abrir esa brecha.


Ya en los últimos partidos el Galicia de Mugardos había mostrado problemas para coger el pulso a los encuentros, pero en el caso de este choque la situación se prolongó durante toda la primera parte.
En la segunda recuperó la posesión, pero lo hizo en zonas poco productivas y sin profundidad, lo que, lejos de reportarle ocasiones de gol, facilitó espacios a su oponente que en una de esas acciones logró marcar el segundo tanto que le dio el triunfo.

El Galicia de Mugardos cayó en un partido en el que no estuvo cómodo