Casi 400 motoristas fallecieron en accidentes de tráfico el año pasado

|

En 2016 perdieron la vida en las carreteras españolas 397 personas en accidentes de motocicleta y ciclomotor, un 3% más que el año anterior, mientras que en lo que va de año fallecieron 162 motoristas, según informó ayer la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así lo destacó el director general de la DGT, Gregorio Serrano, durante la celebración de la jornada “La motocicleta en la movilidad del siglo XXI”, que organizó la Asociación Nacional de Empresas del Sector de las Dos Ruedas (Anesdor).

El año pasado se produjeron  33.000 accidentes donde hubo motoristas implicados, lo que supone el 33 por ciento de los accidentes totales de 2016.

 

Más de 50 en vías urbanas

Del total de fallecidos en estos accidentes, 343 se registraron en vías interurbanas y 54 en urbanas, detalló Gregorio Serrano.

Además, el 76% del total de los accidentes de motoristas se produjeron en vías urbanas, pero las interurbanas acumularon el 76% del total de fallecidos.

Serrano indicó que en 2016 estaban registradas 5 millones de motocicletas y ciclomotores en España, lo que supone un incremento de un 4 por ciento con respecto al año 2015; de estas, 3,2 millones son motocicletas y el resto son ciclomotores.

Este incremento se debe a la evolución de la nueva movilidad en las ciudades y al desarrollo del comercio electrónico, que tiene como consecuencia el aumento de transportistas que se desplazan en este tipo de vehículos.

La educación, la formación y la concienciación fueron algunas de las “recetas” propuestas para mejorar la seguridad vial en las motos con el objetivo de que “todos sean conscientes de que son un colectivo vulnerable”.

De hecho, según datos de la DGT, el riesgo de fallecer en un accidente es 14,6 veces mayor si se conduce una moto que si se conduce un turismo.

El responsable de Tráfico anunció que en la DGT trabajan en un proyecto de Intensificación de la Vigilancia de la Velocidad (Invive) para motos que señalice con información más detallada el estado de las vías más peligrosas para los conductores de motos .

Asimismo, en la Dirección General de Tráfico estudian, junto a departamentos de la Comisión Europea, cómo implementar la llamada de emergencia (eCall) en las motocicletas para la asistencia a la persona accidentada.

Casi 400 motoristas fallecieron en accidentes de tráfico el año pasado