Pesar por el fallecimiento y elogios al papel conciliador de Miramontes

Fernando Miramontes en un acto por la II República en 2019 | jorge meis
|

Independientemente de las ideas políticas, la figura de Fernando Miramontes será recordada por funcionarios y compañeros de corporación con cariño y alta estima. El fallecimiento del que fue concejal tras las primeras elecciones democráticas y primer teniente de alcalde con Manuel Couce Pereiro hizo que cargos de distintas formaciones hicieran ayer una semblanza de una persona "que contará cunha alta consideración", como señaló ayer el alcalde de Ferrol, el socialista Ángel Mato, al inicio del pleno extraordinario celebrado por vía telemática. Mato apunto que la labor de Miramontes trascendió de los mandatos de los que formó parte y destacó valores como "a sencillez, honestidade, respecto aos demais e tolerancia" del político apodado “Gavilán”.

Recordó, de este modo, el alcalde que formó parte de la corporación local desde 1979 y aludió a su intenso conocimiento del sistema administrativo del Concello.

Primer concejal del incipiente PC y primer teniente de alcalde, Miramontes fue para los que lo conocieron y compartieron escaño con él una persona de consenso, que supone poner en valor un “pacto pola estabilidade”  conseguir, de este modo, junto al alcalde Couce Pereiro, logros para la ciudad como el derribo de la primera parte de los muros del Arsenal y antigua Bazán, el estadio de A Malata, la plaza de O Inferniño. Porta Nova o el campus de Ferrol.

Mato no dudó en destacar que de los 300 concejales que pasaron por la corporación “Miramontes estará entre os escollidos” y abogó incluso por que ocupase un lugar en la galería de alcaldes del salón de plenos, dadas las numerosas ocasiones que actuó como tal.

 

Valía

Esta valía del dirigente comunista fue también valorada por el portavoz popular José Manuel Rey del que indicó que “sentimos afecto pola persoa, que é o máis importante, pero tamén respeto polo compromiso público a favor da democracia e a tolerancia”.

Fernando Miramontes militó en el Partido Comunista y posteriormente en Izquierda Unida, donde dejó paso como cabeza de lista a la hoy ministra de Trabajo Yolanda Díaz, que ayer mismo mostraba su pesar por este fallecimiento del que fue su mentor.

También el exalcalde Jorge Suárez recordaba ayer a Miramontes, que lo avaló en su candidatura, apuntando que “nos tempos da meritocracia, da competitividade salvaxe por todos os camiños da vida, por acadar a gloria rápida e fugaz coa afección colectiva polo síndrome de Eróstatro, sobrevóanos hoxe o gavilán, que non se foi nin se irá mentres permaneza na nosa memoria e que en cada xesto e palabra tiña unha lección de vida. Canto queda por aprender del”.

El máximo responsable de Comisiones Obreras en Galicia, Ramón Sarmiento, definió ayer a Miramontes como “referencia de la lucha obrera y antifranquista en Ferrol”, y recordó que se distinguió como “un colaborador incansable” de su sindicato.

La figura de Fernando Miramontes, natural del barrio de Canido, quedará para la historia a través de un documental presentado en abril de 2019 y realizado con ocasión de los 40 años de la primera corporación democrática en el Concello, en el que Miramontes fue uno de los protagonistas. Recientemente fue objeto de un pequeño homenaje en el barrio de Canido y la entidad vecinal apuesta ahora por que esta figura pueda perpetuar su memoria dedicándosele un espacio en el barrio o en la ciudad.

Pesar por el fallecimiento y elogios al papel conciliador de Miramontes