La Federación Rural Galega califica de “limosnas” las ayudas de la CE

|

El coordinador provincial de la Federación Rural Galega (Fruga) en Lugo, Elías Somoza, no dudó e calificar ayer de “limosnas” las ayudas de emergencia al almacenamiento privado de mantequilla, leche desnatada en polvo y determinados quesos afectados por el veto ruso, que podrían situarse entre los diez y los veinte millones de euros.

“Las pérdidas del sector no se podrán compensar con esas ayudas. Obviamente no estamos en contra de las ayudas, pero lo que tiene que hacer la Comisión Europea es establecer un nuevo marco negociador con Rusia”, señaló el responsable de la organización rural.

El Ejecutivo comunitario también extenderá hasta finales de año el período de intervención pública para la mantequilla y la leche desnatada en polvo, indicó en un comunicado.

El montante exacto de la ayuda, dirigida a aliviar el impacto de las restricciones de Rusia a las importaciones de productos lácteos de la Unión Europea (UE) y para limitar los efectos negativos sobre el mercado interior, se conocerá cuando quede claro qué tipo de quesos recibirán apoyo.

incertidumbre

Por su parte, el sindicato Unións Agrarias exigió a Medio Rural que aumente la inversión en el sector y esperó que el departamento autonómico sea sensible a la situación de especial incertidumbre que atraviesan los ganaderos y dote de presupuesto suficiente los planes de mejora para el sector.

Esta organización explica en un comunicado la importancia de que sean aprobados la totalidad de los programas solicitados, en especial para las explotaciones de vacuno de leche, que afrontan un período muy complicado de adaptación a una nueva situación de mercado en que no existen cuotas.

Y que, por lo tanto, prosigue esta asociación, requieren de esas mejoras para reducir costes y modernizar las explotaciones.

Para el sindicato resulta relevante que todos los solicitantes ya tuvieron que hacer frente al pago de costosas licencias municipales, proyectos y demás autorizaciones, y también que muchos de ellos ya tienen las obras en parte o en su totalidad hechas.

La denegación de ayudas, afirma Unións Agrarias, supondría un freno más en la adaptación al nuevo escenario sin cuotas, “y esto unido a la posible supertasa sería otro duro golpe que pondría en riesgo la viabilidad de muchas de ellas”, concluye el sindicato. n

La Federación Rural Galega califica de “limosnas” las ayudas de la CE