Ferrol y Lugo sellan su hermanamiento en el día de Javier Gutiérrez

San Xiao 2016 no Jofre
|

La nueva corporación ferrolana vivía ayer su primer San Xiao y la lucense se estrenaba también en estas lides, además en su primera visita oficial a un municipio (como ya lo fue la de Jorge Suárez a Lugo en el San Froilán). El acto protocolario tuvo el Jofre como eje central y comenzó con la firma en el Libro de Oro del Ayuntamiento tanto de la alcaldesa lucense, Lara Méndez, como la de los galardonados en la festividad de la ciudad. El protagonista, con permiso del hermanamiento Ferrol-Lugo, era Javier Gutiérrez, nombrado Ferrolán do Ano, y a su lado las Insignias de Ouro, que dieron un marcado carácter social a la celebración. A continuación, ya sobre el escenario del Jofre, y ante un amplio auditorio, los regidores repasaron las potencialidades de sus respectivas urbes, sus retos de futuro y sus reivindicaciones comunes.
El acto, presentado por la periodista Lorena Bustabad, se prolongó durante algo más de una hora, con el cierre final de la Banda Ferrolá de Música (antes se había abierto con una composición de Ernesto Lecuona, en recuerdo de Luis Mera, fallecido el año pasado y que también fue merecedor de la Insignia de Ouro). Después se sirvió arroz con leche para todos. En el palco de invitados, junto a los familiares, estaba representada la corporación, autoridades civiles y militares (incluido el almirante del Arsenal, Romero Caramelo, a quien se dirigió el alcalde para agradecerle su colaboración y disposición al diálogo) y también el conselleiro de Política Social, José Manuel Rey Varela con el diputado en el Congreso Juan Juncal.
Hasta 1906 retrotrajo Lara Méndez los vínculos entre Ferrol y Lugo, cuando el orfeón de la ciudad romana consiguió un premio aquí y la rondalla ferrolana tuvo idéntico reconocimiento por el San Froilán. “Ese vínculo nunca se perdeu e nunca se debe perder” porque ambas urbes, aunque con características diferentes, “temos o mesmo obxectivo de procurar o benestar dos veciños”. 
Destacó la alcaldesa la capacidad de atracción turística de Lugo con la muralla romana, el Camiño Primitivo y la catedral e instó a Ferrol a conseguir el título de Patrimonio da Humanidade “porque é un revulsivo importante”. Además reclamó la mejora de las infraestracturas “para que non exista unha Galicia de dúas velocidades” y reclamó trabajo para los astilleros ferrolanos, que deben ser “un eixo imprescindible” en el desarrollo de la ciudd naval.
Jorge Suárez reivindicó también los valores de Ferrol, centrados en la ría, el mar y los astilleros, para los que reclamó de nuevo la implicación de todas las administraciones con el fin de conseguir “barcos, diques e proxectos dedicados ó naval para encher as gradas, os talleres, ocupar as auxiliares e poñer o motor comarcal a pleno rendemento”. Visionó un futuro alejado del pesimismo con una “cidade compacta, atractiva para vivir e abrir negocios, dinámica para peóns, ben cohesionada en infraestruturas e comunicada en transporte público. O noso traballo é acadar cidades vivas e activas, verdes e accesibles para todos, creando emprego e recuperando a autoestima, apostando polo noso”, apuntó. Admitió que es un camino difícil pero “o camiño faise sabendo cara a onde se quere ir e nós sabemos cara a onde camiñamos” .
Suárez se encargó además de presentar a cada premiado, al “mellor actor ferrolán da historia” y “mellor embaixador da cidade e da cultura que poderíamos atopar” (por Gutiérrez) o a Asfedro, ejemplo de “entidades que non sempre reciben o recoñecemento e apoio institucional que merecen” y de las que “temos moito que aprender”. Valoró el trabajo y la calidad humana “extraordinaria” de Santomé, que “sempre pensa desde o colectivo”, la importancia de la Sociedade Galega de Historia Natural y su museo y el valor de mujeres que viven situaciones de maltrato “difíciles de describir e de soster” y “a pesar do medo constante un día se plantan para recuperar a autonomía”.

Ferrol y Lugo sellan su hermanamiento en el día de Javier Gutiérrez