Las escaleras de acceso a la isla de Santa Comba reciben ya las primeras críticas

Las escaleras están realizadas en madera y hormigón | jorge meis
|

Tras años sin poder acceder a la isla de Santa Comba ni poder hacer uso de la capilla que se encuentra restaurada en lo alto de esta, los vecinos y feligreses podrán llegar a lo alto tras concluirse las obras de acceso a este islote, al que se llega solo con facilidad en marea baja.
La construcción, sin embargo, no está exenta de polémica y las redes sociales son una vez más la forma más empleada para hacer llegar las críticas sobre la obra, realizada en hormigón y madera.
Además de numerosos particulares que manifiestan su de-sacuerdo con esta construcción –e incluso expresan su deseo de que un nuevo temporal, como hizo en su momento, se lleve por delante de nuevo las escaleras– colectivos como “Maltratodapaisaxe” han criticado abiertamente –aunque aseguran que “non temos palabras suficientes no diccionario para describir o que pensamos”– la estructura.
Lo cierto es que la base de hormigón, que queda cubierta en parte por la subida de la marea, choca con la imagen de la naturaleza, sin embargo, precisamente este hormigón es el que se espera que pueda sustentar el acceso para que el fuerte oleaje de la zona no rompa las escaleras, como sucedió en anteriores ocasiones. De hecho, la empresa constructora reconoce que se usó más hormigón del esperado, precisamente para cubrir los huecos de la zona de debajo de la roca, con el fin de hacer más segura y firme la infraestructura.
Las obras, ejecutadas por el Concello, cuentan con los permisos pertinentes de demarcación de Costas y de la Dirección Xeral de Patrimonio. l

Las escaleras de acceso a la isla de Santa Comba reciben ya las primeras críticas