CCOO denuncia la falta de seguridad en los juzgados a causa de los recortes

JUZGADO ARCO CONTRO ACCESO JUZGADO DE GUARDIA
|

El sector de Xustiza de Comisiones Obreras asegura que los recortes que impone el Gobierno han llegado también a la seguridad de los juzgados de Ferrol, con la paradoja de convertir los edificios judiciales en lugares inseguros. En este sentido, informa de que la dotación de siete policías destinada a controlar los accesos y el normal desarrollo de las actividades en las dependencias judiciales se ha visto reducida a cuatro y que la jubilación de tres de ellos ha propiciado que durante la época estival solo un agente vele por la seguridad del edificio, atendiendo la puerta principal y la del juzgado de guardia.
Desde CCOO se recuerda que en el año 2007, el Ministerio de Interior firmó un convenio de colaboración con la Xunta para garantizar la seguridad de los edificios judiciales a cargo de agentes de la Policía Nacional en segunda actividad, como es el caso de Ferrol, o de la Guardia Civil en la reserva. En la addenda del citado documento, publicado en el BOE de 14 de noviembre de 2007, se establecía para los juzgados de Ferrol una dotación de siete policías, con un escaso coste económico a través de un complemento a su pensión.
Según la delegada en Ferrol del sector de Xustiza de CCOO, Matilde Aguiar, esa plantilla inicial quedó reducida a cuatro, mermando también las condiciones retributivas considerablemente, pero tres de esos agentes se han jubilado, por lo que durante el verano solo está operativo uno.
A partir del otoño, según manifiesta Aguiar, quedarán cuatro agentes, uno de ellos para el turno de tarde.
La representante sindical denuncia que este reducido cuadro de personal no es suficiente para garantizar la seguridad, ni de los propios policías nacionales ni del funcionariado de justicia, así como tampoco de los ciudadanos que cada día acuden a los juzgados a resolver problemas, muchos de ellos de alta conflictividad social o con enfrentamientos proclives a la violencia, por lo que se necesita una presencia policial suficiente para evitar que el edificio judicial se convierta en un lugar en el que se puedan resolver por la vía de la violencia los conflictos que están a la espera de resolución judicial.
Por este conjunto de motivos, CCOO insta a la Xunta de Galicia a cumplir los convenios de colaboración firmados por el Ministerio de Interior, tanto en el número de efectivos como en los aspectos retributivos contemplados en los mismos. Reclama, asimismo, que se reponga la seguridad en el edificio judicial de la calle Coruña, dotándolo de un cuadro de personal estable de siete personas que estén en condiciones de evitar daños materiales o a las personas y permitan a los profesionales públicos hacer un trabajo en condiciones idóneas, así como a  la ciudadanía circular libremente y sin amenazas por los juzgados.
Por último, demanda que se haga todo lo posible para evitar el “deterioro intencionado de la seguridad pública que pueda implicar una privatización y contratación de seguridad privada en un futuro. n

CCOO denuncia la falta de seguridad en los juzgados a causa de los recortes