Felipe VI reivindica la bandera como símbolo “de todos” y de “unidad”

|

El rey reivindicó la enseña nacional como “una bandera de todos”, que simboliza “al conjunto de la Nación” y es signo de su “soberanía e independencia, de su unidad e integridad”, al tiempo que reconoció “la profunda identificación” de las Fuerzas Armadas (FAS) con la Constitución.

Felipe VI, junto con la reina Letizia, presidió la ceremonia de la Pascua Militar en el Palacio Real junto al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, que al igual que la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se estrenaron en el acto que reúne a la cúpula castrense.

El jefe del Estado subrayó que la bandera rojigualda, cuyo 175 aniversario se conmemoró el pasado año, representa “la confianza en el futuro” y el deseo de seguir construyendo “una sociedad libre y democrática”.

Tres ejércitos 
El primer acto oficial de los reyes y de Sánchez en el nuevo año congregó a los mandos de los tres Ejércitos, encabezados por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Fernando Alejandre.

Vestido con el uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, don Felipe ha puesto en valor el compromiso que las FAS, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de los servicios de inteligencia demostrado desde la aprobación de la Constitución hace 40 años.

“El compromiso de todos ellos con los valores democráticos fue indispensable, junto al de las demás instituciones del Estado, para la consecución y el mantenimiento de la estabilidad y la seguridad de España”, elogió.

Como mando supremo de las FAS, el monarca remarcó la conducta “ejemplar” de los militares, “basada en la Constitución y las Reales Ordenanzas” y el que siempre cumplan su tarea con “honor, lealtad y abnegación en defensa de la seguridad y libertad de todos los españoles y de sus instituciones democráticas”.

Tanto el jefe del Estado como la ministra de Defensa destacó el hecho de que este año se celebre el 30 aniversario de la participación de España en misiones de paz en el exterior.

OTAN 
Actualmente, son alrededor de 3.000 militares y guardias civiles los que hay desplegados en 16 operaciones en países de cuatro continentes bajo el paraguas de la OTAN, la ONU y la UE.

Don Felipe felicitó a todos los hombres y mujeres que en este tiempo han cumplido “brillantemente” su misión: “Estamos orgullosos de ellos”. Subrayó que la seguridad y la defensa comprometen a todos los españoles al tratarse de “un pilar básico para el progreso y el bienestar” de la sociedad.

Por ello, defendió que las FAS estén dotadas adecuadamente para hacer frente a los riesgos y amenazas y contribuir a la estabilidad. El rey se refirió igualmente a la incorporación al Ejército de la mujer -el año pasado se cumplió también el 30 aniversario- y se ha congratulado de que se haya logrado su integración total.

Un paso “trascendental”, según don Felipe, en la modernización de las FAS y en garantizar la igualdad de oportunidades para desarrollar la vocación de servicio a España”.

Recuerdo
El rey tuvo palabras de recuerdo para los militares y guardias civiles fallecidos en acto de servicio, en particular, a causa del terrorismo, al que (proclamó) se pudo derrotar con “el apoyo de la sociedad y la legitimidad y firmeza del Estado de derecho”.

Margarita Robles pidió mantener a las FAS y a la Guardia Civil “alejadas de decisiones partidistas o coyunturales” para posibilitar “la máxima estabilidad” de una política que ha calificado de Estado.

La ministra justificó la inversión de 7.331 millones de euros aprobada en diciembre para programas como la construcción de fragatas F-110, la compra de 348 vehículos 8x8 Dragón y a la actualización del avión de combate Eurofighter.

Intereses
Este gasto, según Robles, es preciso para defender los intereses de España y reafirmar el compromiso con los aliados, pero también porque contribuyen a generar “bienestar” y “dinamizar el empleo y el sector industrial

En sus elogios a las FAS, Robles las situó como “principales garantes” de la Constitución y de los valores de “libertad, justicia, pluralismo y solidaridad”.

Un texto constitucional que, a juicio de la ministra, posibilitó un marco de convivencia en España “en el que todos tienen cabida”, bajo “el imperio de la ley y el respeto a los valores democráticos”. La ceremonia arrancó con la tradicional parada militar..

Felipe VI reivindica la bandera como símbolo “de todos” y de “unidad”