Un gran Valdetires planta cara al Poio hasta el final

El Valdetires hizo del orden defensivo su mejor arma | Dani Alexandre
|

El Valdetires quedó apeado de la Copa de la Reina, pero vendió cara su derrota ante un Poio Pescamar que impuso su superioridad física para llevarse el triunfo. Una victoria que las visitantes, uno de los equipos punteros de Primera División, no fueron capaces de certificar hasta el minuto 38.

Con muchas bajas y solo un recambio, el cuadro que dirige Fran Toba dio una imagen y tuvo una actitud excelentes y solo la falta de rotaciones ante una plantilla mucho más extensa lo privó de resultar todavía más competitivo.

En la primera parte, las ferrolanas, que jugaron muy bien sus opciones, defendieron con orden y salieron a la contra con mucho peligro. De hecho, aunque el dominio del balón fue visitante, las ocasiones las pusieron las de casa, en rápidas opciones al contraataque que no encontraron premio.

En la reanudación, a medida que los minutos pasaban y el cansancio pesaba, el Valdetires fue metiéndose atrás frente a un Poio que sometió su meta a un auténtico acoso.

En el minuto 27, Irene García halló el premio para las visitantes, pero prácticamente en la siguiente acción, en una jugada a balón parado, Eri restableció la igualada.

Las cosas no cambiaron, con el Valdetires muy ordenado protegiendo su meta y el Poio volcado sobre ella. Era cuestión de tiempo que las visitantes doblegasen la numantina defensa ferrolana, aunque ello no sucedió hasta apenas dos minutos para el final, sin fuerzas para la reacción.

Un gran Valdetires planta cara al Poio hasta el final