Feijóo celebra la Constitución de 1978 como la de “la democracia y la libertad”

Spanish Prime Minister Mariano Rajoy (R) talks to Podemos (We Can) party leader Pablo Iglesias, one of the four leading candidates for Spain's national election, after a ceremony marking the 37th anniversary of the 1978 Spanish constitution at the Span

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó ayer, en la recepción con motivo del 37 aniversario de la Constitución Española, que la Carta Magna de 1978 “es la Constitución de 2015, la Constitución de la democracia, de la libertad y de la tolerancia”.

En el Congreso, el mandatario gallego subrayó las ventajas que ofreció este texto constitucional a los ciudadanos: “Nos permitió afrontar los cambios políticos de estos 37 años, las crisis económicas, prescindir de la moneda española para tener una moneda única europea”.

A esta opinión, Feijóo añadió que la Constitución del 78 es la más longeva de las constituciones con las que contó España y deseó que el Estado español tenga “durante mucho tiempo” ese “paraguas bajo el que acoger cualquier tipo de planteamiento ideológico, cualquier sensibilidad, cualquier pluralidad”.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró que él no se “cierra” a reformar la Constitución, pero señaló que esa modificación del texto fundamental no es la “prioridad” de España. En cualquier caso, y tras asegurar que está dispuesto a “escuchar” a otros partidos, insistió en que una reforma debe contar con un “consenso” como el de 1978.

A su llegada al acto institucional del Congreso, Rajoy afirmó que la Carta Magna “goza de una salud muy buena”. 

“Bajo el ordenamiento de la Constitución hemos vivido los españoles durante muchos años y espero que sigamos haciéndolo en el futuro”, dijo.

Eso sí, el líder popular admitió que esa norma fundamental se puede reformar como ya se ha hecho en el pasado en dos ocasiones. “Yo no me cierro evidentemente. Si alguien quiere hacer un planteamiento, estoy dispuesto a considerarlo”, apostilló.

A su entender, más que cambiar la Carta Magna, la prioridad de España pasa por crear empleo, consolidar el sistema de pensiones y servicios públicos fundamentales, defender la unidad de la nación y luchar contra el terrorismo. El jefe del Ejecutivo aseguró que es “bueno” tener una Constitución “por consenso”, acordando “algunas cosas” entre “todos” los partidos, como “lo que sea España”, la política exterior y de defensa o cómo se van a financiar las pensiones en los años venideros.

En este sentido, el presidente del Gobierno resaltó que hay asuntos en los que es “obligado” que estén “todos” de acuerdo o al menos lo intenten. Y como sucede en otras democracias, prosiguió, que el que gane “haga lo que cree que es mejor para España” en otros temas.

Por otra parte, Rajoy considera que el PP va a ganar las elecciones generales el día 20 y, de hecho, cree que su partido tiene margen de mejora en estos días de campaña. Sin embargo, no ve claro quién podrá ser la segunda fuerza porque ve el escenario muy abierto.

En el acto institucional del 37 aniversario de la Constitución, Rajoy saludó a Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos). En su charla con la prensa, llegó a confesar que le caen bien sus tres rivales políticos. Ante el panorama electoral que recogen las encuestas de pactos para poder gobernar, el  presidente del Gobierno cree que el PP puede obtener mejor resultado que el que recoge la macroencuesta del CIS (28,6% y entre 120 y 128 diputados). A su entender, su partido puede sacar mejor resultado, y va a trabajar para llegar al 30% de los votos.

Además, Rajoy considera que no le pasará factura su ausencia del debate a cuatro que organiza hoy Atresmedia y que enfrentará a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, al socialista Pedro Sánchez, a Albert Rivera y a Pablo Iglesias.

De hecho, Rajoy llegó a confesar que habría acudido a ese debate si hubiera creído que le va a pasar factura. Es más, dijo que confía en la vicepresidenta del Gobierno y que no ve “complicado” para ella asistir a esa cita.

Feijóo celebra la Constitución de 1978 como la de “la democracia y la libertad”