Rosell afirma que el trabajo fijo y seguro es un “concepto del siglo XIX”

17/05/2016 Juan Rosell y Rosa García. Siemens augura una "tremenda revolución" cuando se conecten más de 55.000 millones de nuevos dispositivos a la red ESPAÑA EUROPA MADRID ECONOMIA
|

El presidente de CEOE, Juan Rosell, afirma que el trabajo “fijo y seguro” es “un concepto del siglo XIX”, ya que en el futuro habrá que “ganárselo todos los días”, y ha pedido un mayor impulso de la digitalización en Europa y en España, especialmente en educación, porque “corre peligro de perder el tren de la revolución digital”.

Así lo indicó durante su intervención en la presentación de un estudio sobre la transformación digital realizado por Siemens y la consultora Roland Berger, en la que consideró que la digitalización será fundamental para el trabajo, ya que “va a haber muchas sorpresas en un futuro inmediato”.

Rosell señaló que el proceso de transformación digital “lo cambia todo, en el mundo de los negocios y en el día a día de las cosas”, y hace que “lo que hoy parece imposible, en unas horas, días o semanas parezca posible”, por lo que ve un gran “reto político económico y social a nivel global”.

En este sentido, destacó que la digitalización incrementa el PIB mundial y la competitividad por lo que “es básico adaptarnos y coger el tren”, ya que todos los sectores están sufriendo ya una “gran irrupción” en su modelo de negocio, tanto a nivel público como privado, sectorial y subsectorialmente, y, aunque hay más de 1.200 millones de personas sin Internet, “ya hay más móviles que habitantes y en los últimos años se han almacenado más datos que en toda historia anterior”.

“La digitalización transforma los negocios y rebaja los costes, incrementa la competitividad”, apostilló Rosell, que advirtió de que el sector público en este campo “va detrás” al contar con unas estructuras “demasiado rígidas, antiguas y mastodónticas”. “Desgraciadamente no lo están haciendo con rapidez y diligencia que deberían hacer”, lamentó.

En este sentido, insistió en que la digitalización será “clave” para el futuro y ha reivindicado que para la Comisión Europea debería ser una “prioridad” el Mercado Único Digital, al tiempo ha advertido de que España “corre peligro de perder el tren de la revolución digital como ya perdió algunos trenes en el campo de la transformación informática”.

A este respecto, señaló que los números del porcentaje de I+D en el PIB español son “para temblar”, al situarse en torno al 1,2%, por lo que reclamó que al menos supere el 2% y para conseguirlo se apoye este proceso de transformación a través de la educación”.

“España no puede perder el tren de la digitalización. Es una iniciativa que se queda, es para siempre. Hay que tomarse la formación digital en serio, desde párvulos a la formación profesional y la universidad y en la Ley de Emprendimiento”, abogó.

El presidente de la CEOE valoró que “muchas empresas” están implementando la transformación digital y se han dado cuenta de la importancia de “innovar, digitalizar, la competencia y la competitividad”. “Cuantas más empras lo hagan, y lo están haciendo, y lo haga el Estado, mucho mejor nos irá a todos”, agregó.

Rosell afirma que el trabajo fijo y seguro es un “concepto del siglo XIX”