Los vecinos de San Pablo presentan al Concello la iniciativa “El barrio de mi vida”

Residentes en las viviendas sindicales reclamaron colaboración entre administraciones | jorge meis
|

Recuperar uno de los barrios más degradados de la ciudad es un objetivo en el que insisten los vecinos de la zona de San Pablo y para lo que buscan el apoyo del ejecutivo local.

El centro social acogió ayer una reunión en la que más de un centenar de residentes en las que fueron viviendas sindicales se reunieron con el alcalde, Jorge Suárez, y el concejal de Participación Cidadá, Álvaro Montes, con el fin de poner en común las demandas y priorizar las necesidades de una zona bastante deteriorada tanto desde el punto de vista social como urbanístico.
Lejos de dejarse llevar por la degradación del barrio, los vecinos han presentado al Concello un plan integral para dinamizar San Pablo, una iniciativa que han bautizado como “El barrio de mi vida” y que pretende sacar a San Pablo de un estado decadente, que se ha visto acrecentado por los últimos robos que han puesto en jaque a la vecindad.

El plan busca el compromiso de la Xunta, del IGVS, del Concello y de los vecinos y apuesta por la elaboración de un proyecto integral para el conjunto de las viviendas sindicales, a medio y largo plazo, con las inversiones necesarias para su puesta en marcha. También se pone sobre la mesa en este proyecto la posibilidad de declaración de Área de Rehablitación Integral –ARI– para aprovechar todas las oportunidades de inversión y arreglo de las viviendas, así como como la solicitud de subvenciones de administraciones para la reparación de elementos externos de los edificios.

“El barrio de mi vida” persigue una política de vivienda en colaboración con administraciones y vecinos, así como un control del censo de residentes y del uso de las viviendas, con un proceso de regularización, que incluya la opción de compra de las viviendas.

Para esto se propone la constitución de una comisión transversal en el seno del Concello, con participación de diferentes concejalías, que articule las medidas necesarias para la mejora general del barrio.

Un plan de seguridad para el barrio, en materia de convivencia y control de venta de drogas, así como medidas sociales como servicios sanitario o ampliaciones de comedores para mayores completan el plan, que hace también hincapié en la conservación de propiedades de distintas administraciones, que pueden tener usos sociales.

Los vecinos de San Pablo presentan al Concello la iniciativa “El barrio de mi vida”