Cáritas desarrolla un programa de emergencia por quiebra económica

firmas de un convenio de cáritas en el salón de recepciones del concello de ferrol
|

El Concello ferrolano continúa con su apoyo explícito a la labor de Cáritas iniciada a principios de este mandato y que ha ido ampliando la cuantía para hacer frente a las necesidades más perentorias de la sociedad.
Ayer, la directora de Cáritas, Josefina Rebés, y el alcalde, José Manuel Rey, acompañados de la responsable de Servicios Sociales, Rosa Martínez, firmaron dos convenios de colaboración para otros tantos proyectos. El primero, que ha triplicado su cuantía hasta alcanzar los 15.000 euros, está dirigido, como indicó el regidor local, a la mejora de la inclusión social. En este ámbito se contempla el servicio que se presta en el centro de día, el desarrollo de talleres o actividades para colectivos desfavorecidos o para la promoción de la mujer gitana –alfabetización, refuerzo escolar y talleres de igualdad de oportunidades–.
La segunda línea de ayuda supone el desarrollo por parte de Cáritas de un programa de emergencia para familias en riesgo de quiebra económica. La cuantía que aportan las arcas municipales es de 20.000 euros y va dirigida a casos de necesidad extrema. Este nuevo programa permitirá a las familias recibir ayudas económicas para el pago de alquileres o de suministros básicos, entre otros.
El alcalde agradeció la labor prestada por Cáritas y señaló que “si los Ayuntamientos son quienes deben hacerse cargo de los servicios sociales, por ser la entidad más próxima al ciudadano, a través de las unidades básicas, las parroquias de Cáritas son las mejores unidades, porque hacen que las ayudas se canalicen y lleguen a cada esquina”.
La responsable de Cáritas de Ferrol, por su parte, se mostró satisfecha por el apoyo municipal y destacó la colaboración existente entre la entidad que dirige y los servicios sociales municipales, con los que mantiene un estrecho contacto tanto técnico como a la hora de plantear ayudas a las familias.
La aportación municipal asciende entre los dos convenios a 35.000 euros, una cifra que ayuda al servicio que presta Cáritas y que, como indicó Rebés, desde agosto de 2012 al mismo mes de este año aumentó en un 46%, algo a lo que no podrían hacer frente si no se contase con colaboración de diferentes organismos locales y autonómicos. n

Cáritas desarrolla un programa de emergencia por quiebra económica