La Romería Castrexa puso el broche de oro a la semana Cultural del Valle de Esmelle

El pregonero, Carlos Miragaya, recibió un obsequio de la organización|j.m.
|

Durante la jornada de ayer, la parroquia de Esmelle se remontó tiempo atrás para recordar la cultura castreña que ha dejado una inconfundible huella en la zona. En el castro de Esmelle tuvo lugar la “Romaría Castrexa” que sirvió de colofón a una serie de actividades culturales que conforman la XXVIII Semana Cultural del Val de Esmelle.
Los puestos de artesanía y los talleres de elaboración de cerámica, la música y la animación infantil convirtieron a Esmelle en epicentro de la fiesta rural.
Antes de la comida “castrexa”, el director de Diario de Ferrol, Carlos Miragaya, fue el encargado de pronunciar el pregón del acto, agradeciendo, en primer lugar, la invitación a esta fiesta que ya se ha consolidado en el calendario festivo de Esmelle.
El pregonero indicó que “descoñecía o castro e tamén o que aquí se facía, pero o de hoxe amosa o interese por recuperar o noso. Penso que a humildade, que o que fai e fornecer o esforzo e fortalecer a liberdade, ten moito que ver co compromiso de todos por conservar e recuperar o patrimonio”. 
En este sentido,, apostó por recuperar y mantener las tradiciones, asegurando que “temos a obriga de non só recuperar o noso pasado senón tamén de levalo cara ó futuro para que as novas xeracións poidan realmente disfrutar del”.
Tras la lectura del pregón, Carlos Miragalla recibió de manos de los organizadores una cerámica de Buño como recuerdo del acto.
A continuación, y tras la comida popular, la música y las actividades para niños hicieron que la fiesta se prolongase hasta bien entrada la tarde, despidiéndose hasta su próxima edición. l

La Romería Castrexa puso el broche de oro a la semana Cultural del Valle de Esmelle