Vecinos de Esteiro y Ultramar piden que se mantengan las plazas de zona azul

zona azul Esteiro
|

La Asociación Veciñal de Esteiro manifestó ayer en un comunicado su “total oposición” a la anulación de la zona azul en las calles del barrio, anunciada la pasada semana por el gobierno local. Al malestar de los residentes del barrio se suma el de los comerciantes y hosteleros, que aseguran que la falta de rotación en los aparcamientos les causará una serie de prejuicios. En la misma línea se manifestó la entidad vecinal de Ultramar, cuya presidenta, Natalia Ares, aseguró haber recibido en los últimos días quejas de vecinos y comerciantes por la anulación de las plazas de zona azul existentes en dos manzanas de la calle Venezuela, concretamente entre Sánchez Calviño y la plaza de Ultramar, el núcleo comercial de este barrio.
Los representantes de ambas entidades arremeten contra el equipo de Rey Varela por haber tomado la decisión de forma unilateral. Al respecto, desde la AV Esteiro recuerdan que la medida se implantó por consenso tras así acordarlo en una comisión de Tráfico en la que se tuvieron en cuenta criterios de la policía local y de los vecinos, comerciantes y hosteleros. En Esteiro las plazas de estacionamiento gratuito en zona azul se localizan en parte de la avenida de Esteiro, la zona entre este vial y la calle Rochel, la avenida de Vigo y la plaza de San Amaro, dejando zonas intermedias sin restricción horaria alguna para estacionar los vehículos.
La Asociación Veciñal de Esteiro denunció además que, pese a la inversión realizada en el pintado y señalización de la zona azul, con el actual gobierno local no existió control alguno por parte de la policía local. Como consecuencia, aseguran, “o caos de tráfico en Esteiro é notorio cada día”, un hecho agravado, dicen, por la falta de estacionamientos y de vigilancia por parte de los agentes.
A modo de alternativas, desde la AV de Esteiro se presentó en el Concello un plan de pintado que, indican, permitiría ganar 300 plazas de estacionamiento, pero que, según lamentan, nunca fue atendido por el edil de Tráfico, Pablo Cal. Además, instaron al equipo de Rey Varela a negociar con Defensa un permiso para estacionar delante del cuartel de Dolores, donde se podrían habilitar, dicen, 150 plazas, y también la entrada del transporte público en Bazán con horarios adaptados a los trabajadores. “Ningunha das propostas formuladas pola AV de Esteiro á Concellería de Tráfico foi tida en conta”, aseguran desde el colectivo. Por ello, desde la entidad solicitan el “cese inmediato” del concejal y la designación de otra persona “que amose máis capacidade de diálogo e interese”.
Por su parte, desde la AVV Ultramar se urge ese plan específico de estacionamiento para solucionar, explican, los problemas que se registran a diario, agravados los fines de semana. La presidenta de la entidad incidió en la necesidad de apostar por la rotación en los estacionamientos –y la gratuidad de los mismos– y aseguró que “realmente solo hay pintura azul en el suelo, porque no hubo señalización ni multas ni nada”.
Natalia Ares aseguró que existen espacios en los que se podrían habilitar plazas de aparcamiento y urgió medidas al respecto porque, dice, “esta zona es pequeña en dimensiones pero muy activa porque hay muchos negocios”. n

Vecinos de Esteiro y Ultramar piden que se mantengan las plazas de zona azul