Las Meninas, de guerra de guerrillas a intervención artística internacional

La familia Corral ambientó el barrio, ataviándose para la ocasión | J.M.
|

No se sabe si Banksy estuvo ayer por Canido ni si lo estará algún día, aunque solo esa posibilidad internacionalizó ya el evento y sirvió para que se hablase del tema desde hace semanas. Ayer, las fotos de curiosos en el espacio reservado para el artista fueron una constante durante la primera de las jornadas dedicada a las Meninas.
Muchos artistas locales, españoles y de fuera del país dejaron su impronta en las paredes de Canido con auténticas obras de arte. Otros, más modestos, hicieron sus pinitos y alegraron, cuando menos, espacios más o menos degradados.
Pero quienes sí hicieron acto de presencia sin esperar que se les reservase espacio fueron los cientos de ferrolanos, vecinos de la comarca, bloggers gallegos y nacionales, turistas y visitantes que en uno u otro momento del día o de la noche visitaron el barrio atraídos por la fiesta. Un evento que ha pasado de ser una intervención local para reivindicar el mal estado de conservación del barrio a convertirse en una galería de arte al aire libre con las paredes como lienzos y las Meninas como inspiración.
Imágenes reconocibles como la de Angus Young, de AC/DC o más locales como la de Luis, el “fogueteiro” de Canido, comparten desde ayer espacio con peculiares meninas que recrean curiosas situaciones. Hoy continuará la acción artística y desde entonces Canido podrá renovar su ya afamada ruta para los visitantes.
El “león”
Pero las Meninas no es solo pintura, cada año se convierte en un evento más completo del que dan cuenta numerosos blogueros, fotógrafos y videógrafos de distintos puntos de la geografía. La jornada comenzó a primeras horas y, en torno al mediodía, quedó inaugurada formalmente con el pregón del exjugador del OAR, Miguel Loureiro, el “león de Canido”.
Loureiro, que fue introducido por el artífice de la fiesta de las Meninas, Eduardo Hermida, se presentó como “o fillo de Aurelia, neto de Sabina e Avelina...” y vecino, desde los cuatro años, del populoso barrio de Canido.
Espacios como A Raposeira, la calle Marola, Insua, los baños de niño en el río da Sardiña o en la playa de Copacabana, la peninsular maderera, personajes como Péres Parallé, Fontenla Leal, los Varela, los Rodríguez o el corral del Chapón fueron recordados en el discurso del exdeportista, que animó a todos a participar en este evento, a pintar, a beber, a comer y a celebrarlo. Con un “let´s go Baksy” y un “manifiéstate” aludió a la expectación que se generó en torno al grafitero internacional.
Canido estuvo ayer de fiesta y hoy continuará durante todo el día, para que no deje de oírse su característico “Opaí”. l

Las Meninas, de guerra de guerrillas a intervención artística internacional