El PSOE sale en defensa de los trabajadores de Privilege

|

Los trabajadores de la planta naronesa de Privilege y su intento de hacerse con la gestión de la empresa para evitar su cierre y desmantelamiento siguieron ayer sumando apoyos. En la víspera de la celebración de la subasta de la firma, que se desarrollará hoy por parte de la administración concursal, las parlamentarias socialistas Beatriz Sestayo y Paloma Rodríguez ofrecieron una rueda de prensa para expresar su respaldo a la oferta de la plantilla frente a la que ha tramitado una sociedad relacionada con los anteriores propietarios.

Según Sestayo, “de caer de novo en mans dos mesmos interesados que levaron a empresa á ruina, asistiremos ao desmantelamento da compañía e á perda total dun elemento importante no tecido económico da bisbarra”. La socialista aseguró que su partido presentará en el Parlamento Galego las iniciativas “que sexan necesarias” para garantizar el mantenimiento de los 45 puestos de trabajo que dependen de la fábrica.

La diputada Paloma Rodríguez, por su parte, señaló que “non nos cabe dúbida” de que en caso de caer la empresa en manos de su anterior propietario, el grupo italiano Quarella, “a todalidade da produción irá a parar a Italia en detrimento da economía da nosa zona”.

 

subasta

La subasta de la empresa se llevará a cabo hoy en una notaría de A Coruña, un año después de que la firma presentase concurso voluntario de acreedores, un trámite que llevó, más adelante, a iniciar el proceso de liquidación. Los trabajadores, que siempre han defendido la viabilidad de la empresa achacando su quiebra a problemas de los socios mayoritarios, constituyeron la empresa Seaquarz para tratar de hacerse con la gestión y defender sus empleos. En dicho proceso contaron con el apoyo de la administración autonómica a través de Xesgalicia.

Se sabe que la oferta económica de los trabajadores es inferior a la que han presentado los empresarios italianos, si bien la reclamación de Seaquarz es que se tenga en cuenta el compromiso de mantenimiento del empleo que conlleva su proyecto. Frente a eso, dicen los afectados, sus competidores únicamente quieren desmantelar la planta.

El PSOE sale en defensa de los trabajadores de Privilege