Con los pies en el suelo y la cabeza puesta en el ascenso

El Rugby Ferrol ha ido de menos a más esta campaña | Jorge Meis
|

La experiencia acumulada en las tres temporadas anteriores es uno de los principales activos con los que cuenta el Rugby Ferrol para afrontar, a partir de mañana, la fase de ascenso a División de Honor B. Por cuarta campaña consecutiva, el cuadro departamental tratará de dar el salto de categoría y culminar así un proceso de crecimiento social y deportivo que inició hace casi un lustro. El camino para alcanzarlo es largo y está lleno de obstáculos. Los pupilos de Russell Thompson deberán superar tres eliminatorias para ascender de forma directa o bien ser finalistas para cuando menos promocionar. En ellas se toparán con algunos de los mejores equipos de unos campeonatos territoriales en los que militan escuadras de gran potencial.


De hecho, su primer adversario en cuartos de final, el Oxigar Belenos avilesino, es un vivo ejemplo de ello. Los asturianos, un clásico durante muchos años de la División de Honor B y actuales subcampeones de la Liga Norte –Castilla León, Asturias y Cantabria–, cedieron en la final de su torneo ante el Entrepinares B por solo un punto de diferencia en un partido tan igualado como vibrante y que da buena cuenta de la exigencia del campeonato. Ahora quieren desquitarse ante un Rugby Ferrol al que insisten en tildar de favorito.
Evidentemente, la trayectoria avala a los ferrolanos, que han ido de menos a más en la competición gallega y que cuentan con una plantilla muy reforzada respecto a la que comenzó la competición. Sin embargo, desde el cuadro departamental prefieren rechazar tal condición, conscientes de que es en el campo donde realmente deben mostrar su potencial. “Afrontamos la fase de ascenso con los pies en el suelo. La eliminatoria está al cincuenta por ciento y, más en su casa, ellos son favoritos”, resume su presidente, Cristóbal Dobarro.

Y es que si algo está claro es que esta eliminatoria será una auténtica fiesta para el rugby pues tanto en Avilés como en Ferrol, el Muro de Zaro y A Malata estarán abarrotados para empujar a sus equipos. A priori, el Belenos cuenta con algunas bajas para la primera contienda que mañana sábado a las 18.00 horas se disputará en su feudo. Mario y Franco son ausencias seguras y varios jugadores arrastran molestias. Ello deja “tocada” su primera línea, pero no es un motivo para que el Rugby Ferrol se confíe. “Afrontamos el partido como si estuviesen todos”, insiste el mandatario que, por otra parte, confía en que la inactividad no pase factura a los suyos. Y es que ese es, precisamente, uno de los grandes hándicaps para el Rugby Ferrol, que a pesar de que ha hecho un trabajo específico en las últimas semanas para mantener el nivel físico, lleva sin competir al máximo nivel desde que su liga acabó hace casi un mes.

Pequeños detalles como este pueden ser determinantes en una eliminatoria en la que se verán las caras dos equipos muy compensados, con las ideas muy claras y un estilo de juego muy definido. Ambos cuentan con delanteras fuertes y jugadores de calidad contrastada en defensa. Así que el conjunto que consiga dominar los uno contra uno y los emparejamientos individuales tanto en la delantera como en la línea de tres cuartos puede ganar la mano. Sea como sea, los ferrolanos aspiran a contener la primera embestida en Avilés para llegar con el marcador abierto al partido de vuelta.

Con los pies en el suelo y la cabeza puesta en el ascenso