Las empresas de la industria auxiliar del naval ferrolano se constituyen como entidad patronal

diario de ferrol-2019-01-03-007-10602518
|

El primer Boletín Oficial de la Provincia (BOP) del año, publicado ayer, anunció la constitución de la “Asociación de empresas del sector público de la ría de Ferrol”, la entidad exigida por la patronal Sidero de A Coruña para la incorporación de los acuerdos de 2001 en el convenio provincial de los trabajadores del metal.

La creación de este ente, que servirá como nexo de unión entre todas las industrias auxiliares que operan en las instalaciones de Navantia en la ría de la ciudad naval, supone un paso más para blindar definitivamente las condiciones laborales de los trabajadores de estas compañías. Además, la constitución de esta patronal permitirá acabar con las prácticas de competencia desleal por parte de industrias foráneas, pues se verán obligadas a aceptar las mismas condiciones que las empresas locales si quisieran operar en los astilleros.

Tras esta publicación, tal y como explican desde los sindicatos, solo quedaría ratificar esta constitución por la parte social para que estas condiciones específicas para el naval ferrolano pasen de ser una disposición transitoria a gozar de un estatus definitivo.

Condiciones equitativas
La incorporación de los acuerdos de 2001 actualizados en el convenio provincial de los trabajadores de la industria siderometalúrgica de A Coruña fue una de las grandes reivindicaciones por parte de los trabajadores de Navantia desde 2017. 


Con motivo de la crisis, muchas empresas ajenas al naval gallego comenzaron a participar en concursos ofreciendo proyectos a muy bajo precio a costa de las condiciones laborales de los trabajadores, que al no pertenecer a la compañía principal se veían desamparados fuera del convenio del grupo público. 

Esto también afectaba a la parte empresarial, que se veía incapaz de competir con estas nuevas empresas si querían mantener una paridad entre ambos grupos de empleados. Se trataba de una situación en la que todos perdían, pero en la que cada parte no veía factible aceptar las propuestas de la otra.


Sin embargo, tras meses de negociaciones, los empresarios ferrolanos y los representantes sindicales lograron alcanzar un acuerdo gracias a la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, un gran paso que pronto se vio frustrado por un nuevo obstáculo.

Negativa 
Pese a haber formalizado el acuerdo, la parte social y empresarial del naval de Ferrol no tardaron en descubrir que había una tercera facción en discordia y que, pese a haberse mantenido en un inicio al margen de la polémica, tenía mucho que decir a la hora de aceptar el acuerdo: la patronal Sidero de A Coruña.

Al tratarse de un acuerdo específico para la industria naval local, los empresarios provinciales vieron en la incorporación de estos acuerdos la posibilidad de que otros colectivos exigiesen la inclusión en el convenio de condiciones específicas para su sector. El documento que recoge las condiciones de los trabajadores de la industria siderometalúrgica se aplica en muchos tipos diferentes de empresas, por lo que una disposición específica se veía como un posible peligro.

A pesar de que esta entidad en un principio había aceptado la mencionada incorporación –con la condición de que los acuerdos se encontrasen cerrados–, no tardó en modificar las condiciones, haciéndolas inviables para los representantes de los trabajadores –exigiendo la constitución de una patronal de la industria auxiliar y la caducidad de la disposición transitoria antes de que se hiciese completamente efectiva a nivel salarial–, lo que ocasionó más protestas. Miles de trabajadores recorrieron primero las calles de Ferrol hasta llegar a As Pías, y luego las de A Coruña para acabar frente a la sede de Sidero.


Finalmente, tras una nueva mediación del CGRL, la patronal provincial rebajó sus condiciones, poniendo un punto final a uno de los conflictos laborales más importantes de los últimos años en la ciudad naval.

Las empresas de la industria auxiliar del naval ferrolano se constituyen como entidad patronal