Manuel Sendón | “La zona rural de Ferrol no es que esté discriminada, es que no existe”

Sendón
|

Fue la apuesta de José Polo cuando dejó la presidencia de la Agrupación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Rural y, pese a que  asegura que si no hubiese sido por esto y por la falta de gente no habría aceptado, Manuel Sendón –presidente de la AVV de Covas– está ahora al frente de la federación que aglutina a las asociaciones vecinales de una docena de parroquias de Ferrol.
Junto a Sendón, lo acompañan en la nueva junta directiva otros veteranos como Miguel Parra –vicepresidente–, Rafael Fernández Beceiro, secretario; o Antonio Cartelle Villar, tesorero y, como vocales figuran José Polo, Manuel Juan Pita, José Oreona y Samuel Bastida.
Sendón afronta esta nueva etapa con la experiencia que le dan casi cuarenta años en el movimiento vecinal –fue el fundador en el 78 de la asociación del Alto del Castaño–  pero también con la convicción de que los problemas parecen siempre ser los mismos en la zona rural, de la que dice que “no está discriminada es que directamente no existe”.
Por eso, en su etapa al frente de la agrupación seguirá luchando por los temas “clave” del rural, que resume en “olvidarnos un poco de los problemas del día a día y centrarnos en las necesidades comunes  a todas las parroquias, como son el saneamiento, los desbroces y el transporte, así como la descentralización de actividades”.
Sendón considera que la zona rural es muy amplia y todos los eventos que se llevan a cabo –Letras Galegas, Cabalgata, concursos de llave, tute, palilleiras...– necesitan más ayudas y las subvenciones de Participación Cidadá no son suficientes –1.300 euros–, sobre todo si se comparan con eventos concretos como el entierro de la Sardina o las hogueras de San Xoán en Esteiro que dejaron en dos barrios miles de euros.
La dinamización de la zona rural es otro de los objetivos, con el fin de fijar población. Para esto, Sendón considera indispensable planes urbanísticos que permitan ampliar las zonas urbanizables, con los pertinentes controles.
La necesidad de una concejalía para la Zona Rural –“no como la que hay, que no tiene ni presupuesto”, dice el presidente– es otra necesidad imperiosa, así como el control de programas como “+Rural”, que asegura que no está dando buenos resultados.
Sendón tiene claro lo que la zona necesita, y, además, le pone precio: 1,5 millones de euros. Por eso, medio en broma medio en serio, no descarta que su futuro pase por la política, siempre que algún partido sepa comprometerse con él, no como persona sino como zona rural. “Si algún grupo está pensando en mí, tengo un precio, aunque lo veo complicado”, concluye. l

Manuel Sendón | “La zona rural de Ferrol no es que esté discriminada, es que no existe”