La UE recomienda que haya siempre dos personas en la cabina del avión

|

La conmoción por la catástrofe del Airbus A320, aparentemente causada de forma voluntaria por el copiloto, ha llevado a una reacción en cadena de las aerolíneas: la obligación de que haya siempre al menos dos personas en la cabina.

Mientras los agentes trabajan por recuperar la segunda caja negra –que debería eliminar las dudas que quedan sobre la secuencia de los hechos–, las compañías aéreas parecen dar por buenos los primeros indicios y se apresuraron a reformar sus normativas internas.

El paso definitivo lo dio a media tarde de ayer la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) al emitir una “recomendación provisional” a las autoridades nacionales y a las aerolíneas para que siempre haya “al menos dos personas autorizadas” en las cabinas de vuelo.

El organismo europeo aconsejó a los operadores evaluar las medidas de seguridad en caso de que uno de los ocupantes de la cabina la abandone “por necesidades operativas o fisiológicas durante las fases no críticas del vuelo”, es decir, fuera del aterrizaje o el despegue.

La reacción en cadena entre las aerolíneas europeas había comenzado ya el día anterior, pero ayer tuvo una onda expansiva incluso entre las autoridades nacionales de aviación.

Países como Austria y Portugal instauraron la norma de forma inmediata, aunque el gesto más simbólico lo realizó la compañía Lutfhansa, matriz de Germanwings, que anunció la adaptación de esa regla lo antes posible.

En España, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) tenía previsto notificar a las aerolíneas la recomendación europea de que siempre haya al menos dos personas autorizadas en la cabina de mando de los aviones,

La norma de dos personas en cabina se aplica ya de forma regular en vuelos intercontinentales o en otras regiones del mundo como EEUU, pero hasta ahora no se hacía de forma generalizada en el espacio aéreo europeo.

Por su parte, el vicepresidente del sindicato de pilotos Sepla, Javier Gómez Barrero, apostó por aislar la cabina, el baño y la zona de descanso de la tripulación del resto del avión como la medida que considera más eficaz para incrementar la seguridad en los vuelos.

Explicó que esto implicaría mover la puerta blindada que hay actualmente en la zona de mando hacia la parte posterior del avión, algo que, reconoció, tendría un coste para la industria aeronáutica y las aerolíneas al tener que rediseñar el interior de los aparatos.

La UE recomienda que haya siempre dos personas en la cabina del avión