Decepción en la afición racinguista por la derrota

|

Después de la derrota del pasado domingo en el terreno de juego de A Malata ante el Navalcarnero, los aficionados del cuadro verde salieron del recinto departamental sumamente decepcionados por la escasez de oportunidades de su formación.
A pesar de ser la primera derrota de la temporada, el conjunto ferrolano volvió a evidenciar su falta de gol, ya que solo ha conseguido anotar tres en las cinco jornadas que se llevan disputadas, un bagaje muy pobre para un equipo que quiere estar en los primeros puestos de la clasificación.
El entrenador racinguista, Miguel Ángel Tena, tiene muy claro que ese es uno de los principales problemas que tiene el equipo en este arranque liguero, y es en lo que va a intentar centrarse los próximos días para tratar de solucionar la escasez de gol.
Además, tendrá que esperar más tiempo del que en principio se esperaba para la reaparición de Joselu ya que, la semana pasada, el traumatólogo que lo operó no quiso retirarle las muletas, cosa que hará esta semana.
Por ello, el delantero de Ribeira todavía tendrá que aguardar más de un mes antes de retornar a los terrenos de juego y, en estos comienzos de campaña, su ausencia se deja notar considerablemente, a pesar de ser un futbolista criticado por una parte de la afición.
Al finalizar el partido del domingo ante el conjunto madrileño, todos los componentes de la plantilla racinguista eran conscientes de que no habían realizado un buen encuentro y que habían fallado, principalmente, en la velocidad del balón en ataque, ya que se mostraron como un equipo muy previsible y lento, con lo que no era complicado para su rival poder defenderse sin pasar muchos apuros.
Ayer los jugadores del equipo racinguista realizaron una ligera sesión de entrenamiento en las instalaciones de A Malata, con un trabajo de recuperación para los que se enfrentaron al Navalcarnero, mientras que los demás trabajaron con más intensidad.
Hoy los pupilos de Tena tendrán una jornada de descanso, mientras que mañana retornarán a los entrenamientos para empezar a preparar el próximo partido. l

Decepción en la afición racinguista por la derrota