Los usuarios aportan más de 900 ideas para un futuro plan de transporte

Los horarios y servicios no se adaptan en ocasiones a las necesidades de los vecinos |jorge meis
|

El servicio de transporte público en el municipio continuó en 2018 siendo un caballo de batalla, y aunque el pasado mes de abril se ratificó la firma del plan metropolitano para este año, las carencias y las demandas de usuarios y de vecinos que no pueden serlo por falta de servicios o compatibilidad de horarios han continuado.

Aunque el Parlamento gallego aprobó el pasado mes de noviembre una proposición no de ley para mejorar y ampliar el servicio, recordando que Concellos como el de Ferrol de más de 50.000 habitantes tienen la obligación de prestar un servicio de transporte colectivo urbano de viajeros, desde el equipo de gobierno se reconoce que no será para 2019. De hecho, hasta el mes de agosto no expiraría el plan en vigor.


Sin embargo, es evidente y reconocido desde el área de Movilidad del Concello que existen carencias y necesidades sobre las que se están trabajando.


Una de las últimas medidas del gobierno ha sido la puesta en marcha de una encuesta y un trabajo de campo entre las personas residentes y visitantes en el municipio, con el fin de conocer la realidad de sus desplazamientos, de sus intereses y de sus necesidades en lo relativo a la movilidad y al transporte; todo ello de cara a conseguir soluciones que mejoren las condiciones de movilidad en el municipio.

En la encuesta de Emapic ya han tomado parte más de 900 personas, realizando aportaciones sobre lo que serían las necesidades del día a día para contar con un buen servicio.

Además, en el Concello tuvieron lugar reuniones de más de 13 asociaciones para este fin, con el objetivo de que se implicasen en la mejora del servicio, para no repetir errores del pasado.
Los vecinos del rural despidieron el año mostrando sus protestas en el pleno de la corporación, ya que quisieron recordar al ejecutivo que el servicio de transporte público sigue sin cumplir su función elemental y que los vecinos no pueden utilizarlo porque los horarios son “inútiles” y los servicios “escasos”.

De hecho, anuncian que continuarán con sus movilizaciones porque “hai meses que levamos agardando para que tome algunha medida que atenda ás nosas solicitudes e só se nos ofrecen boas palabras”.


Aunque reconocen que la Xunta no ha hecho nada por mejorar el servicio, ya que no exige a la concesionaria cambios necesarios, piden al Concello que convierta el transporte “nun servizo público que preste r o servicio que debe prestar, e non que os nosos buses circulen baleiros”. l

Los usuarios aportan más de 900 ideas para un futuro plan de transporte