Pedro Carvajal de Castro Montenegro

Ateneo Ferrolano
|

El conocido como Legado Carvajal, un rico patrimonio personal cedido al Ayuntamiento de Ferrol, tuvo su origen en el ferrolano Pedro Carvajal de Castro Montenegro, nacido el año 1843y fallecido en Madrid el año 1887. Por carecer de descendientes, a su muerte dejó como usufructuarios de sus bienes raíces a sus tíos maternos, con la prohibición absoluta de venderlos. Fallecidos los destinatarios del usufructo, todos los bienes heredados pasarían a las respectivas Beneficencias Municipales de las localidades en que estuviesen radicados. Dentro del inventario de los bienes del Legado Carvajal se encontraba una amplia construcción de cuatro plantas, situada en la calle Magdalena de Ferrol, un conocido edificio que años más tarde se convertiría en la sede del Ateneo Ferrolán. 
Siguiendo lo escrito el año 1986 por Guillermo Llorca en el Cuaderno número IV del Ateneo Ferrolán, el llamado Legado Carvajal, de gran importancia para la ciudad de Ferrol, se origina con la llegada a esta urbe el año 1774 de Pedro González de Carvajal, un emprendedor personaje de noble familia asturiana, nacido el año 1755 en Avilés. Instalado en Ferrol fue Procurador General, Diputado y Regidor de la ciudad, dedicándose desde el año 1780al abastecimiento del Arsenal de Ferrol de madera, carbón y otros efectos, y encargándose de la habilitación de los buques de guerra en sus campañas contra Inglaterra y Francia. Igualmente fomentó la navegación comercial, comprando y construyendo barcos que hacían la ruta a Ultramar. 
Pedro González de Carvajal se casó en dos ocasiones en Ferrol, primero con Ángela Taxonera y después con Luisa Sanjurjo. Un hijo de su segunda mujer, Pedro González de Carvajal y Sanjurjo, nació en Ferrol donde ingresó como Guardiamarina el año 1826, desarrollando luego una importante carrera militar en la que alcanzó el grado de Brigadier. El año 1896 fue nombrado Comandante Militar de Marina y Gobernador Civil de la provincia de A Coruña. Participó en diversas acciones bélicas, siendo herido en combate y condecorado en varias ocasiones. 
Pedro González de Carvajal y Sanjurjo se casó en Ferrol con Matilde de Castro Montenegro, teniendo como único hijo a Pedro Carvajal de Castro Montenegro, que heredó y acrecentó los numerosos bienes de la familia dando lugar al Legado Carvajal. De profesión abogado se trasladó a Madrid, donde ejerció su profesión, fijando su residencia en el número 36 de la calle Barquillo, próxima al Paseo de Recoletos. Falleció soltero el 15 de noviembre de 1887 en Madrid, a los 44 años a causa de una tuberculosis pulmonar. Fue enterrado en el cementerio de la Sacramental de San Lorenzo, dejando escrito que su fallecimiento no fuese anunciado en la prensa y que su entierro y funeral se realizasen de forma discreta y con la mínima ostentación.
Previamente, en julio de 1881, Pedro Carvajal de Castro había realizado su testamento en Madrid ante el notario José Peral y Gómez. Dejó a la segunda esposa de su padre una renta de 12000 reales al año y por no tener descendientes directos, dejó el usufructo de su abundante patrimonio (una serie de fincas urbanas y rústicas repartidas entre Madrid, A Coruña, Ferrol y otros lugares próximos a esta última ciudad), a sus tíos maternos, con la condición de que al fallecimiento de los mismos, sus herencia pasase a ser propiedad de la Beneficencia Municipal, hoy Servicios Sociales, de la localidad donde se hallasen los bienes. 
Particularmente en la comarca de Ferrol el Legado Carvajal estaba integrado por un abundante conjunto de terrenos, entre urbanizables y rústicos, de Brión, Doniños, Serantes, Valdoviño y Narón, entre otras lugares. Como informa el periódico “El Correo Gallego” del 12 de julio de 1902, desde noviembre de 1895 en que falleció en Madrid Valentín de Castro Montenegro, último de los usufructuarios de la herencia, después de una larga serie de gestiones y de una difícil tramitación se consiguió una primera localización de estas fincasen julio del año 1902. Según informaciones de prensa,  tras diversas gestiones posteriores, la última de ellas el año 2005,se localizaron nuevos bienes pertenecientes al Legado Carvajal, hasta un total de 26 terrenos que en total suman más de 160.000 metros cuadrados de extensión.
Dentro del inventario original del Legado dejado por Pedro Carvajal de Castro, entre los bienes que se encontraban en la ciudad de Ferrol destacaba un amplio edificio dieciochesco de cuatro plantas con desván alto, situado en la calle Magdalena número 204-206 con esquina a la calle Méndez Núñez. Según se lee en las escrituras de origen, el edificio era de fábrica de cantería y mampostería, la obra interior de tabiques de ladrillo, el suelo de pizarra y granito, y la madera utilizada de pino y roble principalmente.
 Con un frente de 11 metros y un fondo de 17 metros, este amplio y singular edificio, después de albergar los Juzgados de Ferrol, es la sede del Ateneo Ferrolán desde el año 1976, habiéndose procedido a su restauración el año 2012. 
Tanto la propia restauración del edificio como la posterior asignación de espacios del mismo causaron cierta polémica. Una vez restaurado, el Concello de Ferrol colocó en su fachada una placa con el nombre de edificio Concepción Arenal, en vez de haberle designado con el más justo y apropiado de Edificio Pedro Carvajal.
 

Pedro Carvajal de Castro Montenegro