El puerto coruñés bate por segundo año consecutivo el récord absoluto en el tráfico de mercancías

Langosteira registró un volumen de 2,3 millones de toneladas en 2018 | ap
|

El puerto de A Coruña cerró el ejercicio de 2018 con un nuevo récord en su actividad comercial, ya que por segunda vez ha superado los 15 millones de toneladas en tráfico de mercancías. Incluso, indican desde la Autoridad Portuaria, se ha superado el techo alcanzado en 2017, logrando un incremento del 3,3% y fijando el balance general en 15,7 millones de toneladas. Con ello, recuerdan, el puerto coruñés se reafirma como el primero de Galicia tanto en tráfico de mercancías como de pasajeros.

En el conjunto de los tráficos destaca el crecimiento de la mercancía general, que superó el 20,4%, gracias al alto flujo de productos siderúrgicos como el alambrón o la palanquilla, y de materiales de construcción como la madera.

Los graneles líquidos, que lideran los tráficos de la ciudad en cuanto a volumen total, se situaron también en saldo positivo, creciendo un 6,2%, al superar los 9,3 millones de toneladas. Una tendencia al alza sostenida durante todo el ejercicio, en el que se han mantenido estables las importaciones de petróleo, incluso con incrementos, y se ha alcanzado un crecimiento aún mayor en otros productos como gasoil, nafta o biodiesel.

Sólidos
Desde la Autoridad Portuaria apuntan que donde se produce una leve corrección es en los graneles sólidos, debido a descensos en las importaciones de carbón, pero se han visto compensados “con otros importantes crecimientos, sobre todo en el sector de graneles agroalimentarios, con productos como el maíz, piensos o abonos”.

El impacto del Puerto Exterior en el crecimiento experimentado por el puerto coruñés es “evidente”, comentan, ya que la consolidación de tráficos en los últimos dos años se corresponde con los dos récords consecutivos alcanzados en el balance general. En Langosteira se registró un volumen de 2,3 millones de toneladas anuales en los dos últimos ejercicios. Destacan, sobre todo, los graneles agroalimentarios y una importante presencia de tráficos nuevos captados por el propio Puerto Exterior como clínker, cemento o piezas especiales.

En cuanto al tráfico de cruceros, los datos de 2018 suponen situar al muelle herculino como “líder de la cornisa cántabro-atlántica tanto en número de escalas como en pasajeros”, que el pasado año se situaron también en torno a 180.000.

En otro de los sectores estratégicos, el tráfico de pesca fresca y marisco, se mantiene el liderazgo a nivel nacional pese al descenso experimentado debido a la problemática del sector, señalan.

El puerto coruñés bate por segundo año consecutivo el récord absoluto en el tráfico de mercancías