Los coches “esquivan” el Sánchez Aguilera, convertido en barrizal

|

El informe correspondiente al mes de enero de las actuaciones ejecutadas por la empresa Misturas en el municipio recogen las obras de adecuación, ya terminadas, en el aparcamiento municipal del Sánchez Aguilera.
Tan solo unos días después, este espacio no solo no parece haber mejorado sino que está totalmente intransitable, no solo para peatones, que ya se habían quejado del cierre del pasillo que servía de comunicación entre avenida Compostela y avenida do Rei, sino también para los vehículos, cuyos conductores aseguran que solo “por extrema necesidad” utilizan este aparcamiento en superficie.
Las pertinentes lluvias de estas últimas semanas han convertido un espacio sin asfaltar y con firme de zahorra en unas “arenas movedizas” que son arrastradas por la lluvia formando auténticos riachuelos.
Los baches han vuelto a hacer acto de presencia, en la misma intensidad que antes de las obras acometidas por la empresa de mantenimiento del Concello.
Mientras algunos peatones optan por saltar la barandilla que separa el pasillo situado a la entrada del aparcamiento para no tener que meterse en la explanada llena de barro, otros, viandantes y conductores, salen del Sánchez Aguilera con los zapatos y el vehículo en un estado que no parece precisamente de haber aparcado en un estacionamiento de la ciudad.
Las continuas inversiones en el rebacheo de este espacio, propiedad del Ministerio de Defensa y del que el Concello hace uso a la espera del desarrollo del convenio de defensa para la cesión de parcelas, no dan los frutos deseados, ya que no se puede acometer una obra de mayor envergadura.
Entre tanto, las alternativas de aparcamiento van menguando, ya que los conductores consideran más que improductivo “meter” su vehículo en este parking, ya que, a continuación, tendrían que pasar, cuanto menos, por el lavacoches.

Los coches “esquivan” el Sánchez Aguilera, convertido en barrizal