La Federación facilita el camino de Alvariño hacia Río

|

Redacción 
Ferrol

La presencia de Miguel Alvariño en los Juegos Olímpicos de Río está cada vez más cercana. La Federación Española de tiro con arco se comprometió con los arqueros que a finales del mes de julio consiguieron una plaza para España en la cita olímpica a facilitarles las cosas para que sean ellos tres –el pontés, Antonio Fernández y Juan Ignacio Rodríguez– los integrantes del equipo nacional en el evento. Así se lo hicieron saber el lunes los responsables del ente federativo a los deportistas en una reunión a la que también acudieron sus entrenadores y en la que el presidente de la Federación, Vicente Martínez, y la directora técnica, Almudena Gallardo, les expusieron su planteamiento para los próximos meses.
Al no tratarse de plazas personales, la Federación ha rechazado designarlos a los tres como únicos candidatos a la misma, guardándose siempre la baza de poder recusarlos si su rendimiento es escandalosamente deficiente. Sin embargo, sí les ha asegurado que facilitará su acceso al equipo nacional siempre y cuando ellos se comprometan a seguir el plan de trabajo que han elaborado con el propósito de que lleguen al próximo mes de agosto en el momento álgido de su preparación. 
Así, la Federación les exige que firmen un compromiso en cuanto a esfuerzo, trabajo y planificación, que supondría participar en una serie de concentraciones –una de ellas en Estados Unidos, en el centro de alto rendimiento para tiro con arco que promueve la federación de este país– y competiciones por todo el mundo de marzo a, prácticamente, agosto. A cambio, allanará el terreno para que, demostrando un mínimo nivel en las pruebas en las que participen y en los clasificatorios programados, mantengan su puesto en el equipo. 
Los arqueros serán los que tengan la última palabra para ratificar o no este compromiso y, aunque ellos hubiesen preferido que se asegurase su presencia sin tanta exigencia, no ven con malos ojos la propuesta de la Federación nacional. 
En esta prima su preparación para los Juegos Olímpicos sin que deban preocuparse de, por ejemplo, ser los tres primeros españoles en las pruebas internacionales o en los clasificatorios, para los que se ha establecido un mínimo técnico más laxo que el de pasadas temporadas.

La Federación facilita el camino de Alvariño hacia Río