Sin obsesión por el liderato

Racing Club Ferrol-Unión Deportiva Somozas 20ª jornada, Tercera División, grupo 1, de fútbol A Malata Jorge Meis (20-1-2019) TEXTO: Quindimil observa cómo Marcos Álvarez toca la pelota
|

Dos jornadas después de volver el liderato del grupo 1, el Racing lo perdió el pasado domingo al saldar con derrota su encuentro ante la UD Ourense –resultado unido a la victoria del Bergantiños frente al Somozas–. Y, a pesar de que el equipo ferrolano quiere recuperar esa primera plaza, tampoco se obsesiona con ella. Al contrario, como recuerda el portero Diego Rivas, “no podemos tener ansiedad por ser campeones antes de que acabe la liga”. Mientras, su compañero Marcos Álvarez apunta que “lo importante es acabar en la primera posición la última jornada para, a partir de ahí, luchar por subir”.
Para regresar al liderato, el Racing reconoce que deberá subir el nivel de las últimas jornadas. Lo explica el exterior ortegano apuntando que “si tenemos el nivel que podemos dar es muy difícil que nos ganen”, algo que Diego Rivas traslada a los encuentros que se jueguen en A Malata. Allí, el cancerbero naronés explica que “si salimos a arrollar desde el principio, siendo intensos, será difícil derrotarnos”.

Lesiones
Además, volver a ganar después de dos jornadas sin hacerlo será la manera de reponerse de una racha de lesiones que parece que no tiene fin. “Es algo increíble”, asegura Diego Rivas justo después de explicar que su percance –sufrió un golpe en la rodilla frente al Compostela que lo mantuvo otra semana de baja y que el pasado domingo le hizo estar en el banquillo– ya está superado aunque lo que está viviendo la plantilla es “increíble”. En eso coindice Marcos Álvarez que, pese al esguince que sufre en un pie, adelanta que “mientras pueda aguantar, aguantaré” antes de decir que lo de esta campaña “es la leche”
De hecho, el portero naronés cree que esta racha de lesiones vividas por el Racing a lo largo de la temporada puede acabar dándole fuerza para lograr el ascenso. “La gente está respondiendo bien, esforzándose muchísimo para que el trabajo tenga calidad, no solo el domingo, sino en el día a día, y que la cosa vaya bien”, recuerda. De ahí que el cancerbero racinguista apunta que “a mí eso es lo que me reconforta y me da buenas sensaciones de que la cosa tiene que salir bien, porque estamos trabajando mucho para ello”, asegura.
En las ocho jornadas que le quedan a la liga regular, el Racing deberá esforzarse para recuperar el primer puesto clasificatorio y luchar con más opciones por el ascenso.

Sin obsesión por el liderato