Alvariño, Castro y Grandal, en la órbita del equipo nacional

|

La Federación Española de tiro con arco ha concentrado este fin de semana en sus instalaciones en la Ciudad Deportiva de Puerta de Hierro, en Madrid, a los deportistas más destacados del panorama nacional para que disputen el primero de los dos clasificatorios encaminados a la confección de los equipos nacionales de arco recurvo que competirán en los próximos meses en las pruebas más destacadas del calendario internacional, con los Juegos Olímpicos de Río en el horizonte. Una cita en la que no faltarán los ponteses del Sílex Miguel Alvariño y Daniel Castro ni la integrante del Arco Narón Iria Grandal. 
En el caso del cuadro masculino, la Federación ha citado a diez arqueros de los cuales tres –el propio Alvariño, Juan Ignacio Rodríguez y Antonio Fernández– ya tienen asegurado su puesto al conformar el conjunto que disputará las Olimpiadas, pero falta por determinar quién los acompañará como refuerzo en el equipo. Así, los otros siete, entre ellos Daniel Castro, lucharán por superar este primer corte para acceder al segundo clasificatorio, programado del 18 al 20 de este mismo mes en idéntico escenario, y en el que el más destacado se hará con el puesto. 
Castro, que ya acudió sin tanta experiencia el año pasado a la cita federativa, afronta en esta ocasión el evento en un magnífico estado de forma tras realizar un gran trabajo de preparación en las últimas semanas. Su nivel de tiro le ha permitido encarar con confianza esta primera eliminatoria, basada en un altísimo volumen de flechas. 
Para Alvariño, la cita se presenta sin presión, toda vez que tiene el puesto asegurado y su concurso obedece más a un control para calibrar su rendimiento bajo la atenta mirada de los técnicos federativos. De hecho, el pontés llegó recientemente a España después de participar junto con Juan Ignacio Rodríguez y Antonio Fernández en una concentración en Estados Unidos y México.  

Femenino
Precisamente, que este clasificatorio implique lanzar un cuantioso número de flechas jugará en contra de Iria Grandal, que todavía trata de superar de forma definitiva su lesión en el tendón del hombro. Centrada en el trabajo y los estudios, la del Arco Narón acude sin presión de ningún tipo a una cita en la que se verán las caras siete arqueras de las que las que las seis mejores superarán el primer corte.

Alvariño, Castro y Grandal, en la órbita del equipo nacional