Desde el pabellón al mundo

El Baxi Ferrol fue uno de los pioneros en las retransmisiones, que inició a principios de 2008 | M.C.
|

La esencia sigue siendo la misma, pero la nueva normalidad ha rodeado el mundo del deporte de elementos hasta ahora ajenos: protocolos de seguridad, mascarillas, test y pabellones y estadios con las gradas prácticamente vacías. Ya sea porque el respaldo de las familias es un activo vital para ellos o porque a ciertos niveles su actividad deportiva es un “producto” al que necesitan dar visibilidad, lo cierto es que muchas entidades han redefinido sus prioridades y las cámaras de televisión se han instalado en los polideportivos para contar a los que se quedan fuera lo que sucede allí dentro.   

El Natación Ferrol, que el pasado fin de semana retransmitió la primera jornada de la Liga Gallega alevín desde la piscina Gómez Noya de Caranza, fue el último en explorar esta nueva vía para romper la burbuja impuesta en torno a los deportistas. “La idea es que los padres pudiesen ver la competición”, explica Victoria Jiménez, presidenta del club, muy satisfecha con la iniciativa inspirada en lo que unos días atrás había hecho el Acordes Narón durante el Gallego de rítmica de A Gándara.  

En el caso de la entidad departamental, por problemas técnicos, el resultado fue “muy casero, así que intentaremos mejorarlo para otras ocasiones”, pero lo cierto es que hoy en día, con una mínima inversión y medios técnicos al alcance de cualquiera, es relativamente sencillo retransmitir cualquier espectáculo deportivo. Este fin de semana, el Náutico Narón y el Marina Ferrol harán lo propio con las jornadas infantil y benjamín que organizan y que podrán ser seguidas a través de Twitch.

 

Pionero

Quien defiende esta idea es Leopoldo Ibáñez, expresidente del Baxi Ferrol y todo un pionero en la materia, pues el club departamental lleva desde febrero de 2008 retransmitiendo  en “streaming” todos sus partidos como local, primero a través de un canal propio –Uni TV– y posteriormente mediante la plataforma de la Federación Española. Ibáñez estaba convencido que esa era la mejor manera de dar visibilidad al baloncesto femenino y a su club y lo cierto es que el tiempo le dio la razón y en la actualidad la Federación Española exige este servicio en muchas de sus categorías.

No ha sido un recorrido sencillo. Hace más de una década, a pesar de que "emitíamos en analógico, pero con una calidad bastante buena", las retransmisiones eran caras –"teníamos que comprar ancho de banda en cada partido"– y exigentes desde el punto de vista técnico –el Concello instaló una línea simétrica de internet en Esteiro para ello–, pero él y Carlos Fernández de Betoño se las ingeniaron para desarrollar aquella infraestructura que el club ha ido actualizando y mejorando y que lo ha convertido en una de las entidades punteras al respecto del baloncesto femenino español. De hecho, fue el primero en emitir en alta calidad en el Canal FEB ya hace ocho años. Esta temporada ha introducido otras novedades, como el marcador, el resultado, el reloj de 24 segundos... y ya piensan en una segunda cámara.

Ahora, los impedimentos no son tanto técnicos o económicos, como humanos. Sería fácil, pero más costoso, contratar a una productora, por eso prefieren seguir asumiendo ellos el servicio y, de hecho, esta temporada han incluso colaborado con algunos clubes, como el Plasencia, para retransmitir partidos lejos de A Malata.   

 

Colaboración

Durante años, los del Baxi Ferrol fueron los partidos más seguidos en el canal FEB, con un público fiel, y ese “feedback” fue siempre un acicate para perseverar. Ahora que los pabellones gallegos se han despoblado de gente por la pandemia, la vocación se ha hecho casi obligación y, desde la Fundación Universitario Ferrol están colaborando con otros clubes para que ellos también puedan dar este servicio. Este mismo año, asesoraron a O Parrulo para la retransmisión de los partidos de su filial y al Valdetires, en ambos casos con una acogida muy satisfactoria por parte del público.

También está siendo muy satisfactoria la experiencia para A Fervenza, el Rugby Ferrol, que con el ascenso a División de Honor B está obligado a dar el servicio, o del Baloncesto Base Costa Ártabra. En su caso, dar visibilidad a su equipo en su estreno en la Liga EBA es fundamental y su canal de YouTube se ha convertido en la mejor plataforma para ello. Pero el club ha querido dar un paso más y, cuando sus limitados medios técnicos lo permitan, pretende retransmitir los partidos de base que se celebren en el pabellón de Caranza.

De hecho, con motivo de la fase de ascenso a Primera División de estos conjuntos estrenó sus emisiones de prueba y el resultado no pudo ser más alentador. “Ahora que los padres no pueden entrar, es una forma de que sigan viendo a sus hijos jugar, tanto los de nuestro equipo, como los de los otros”, explica Carlos Vázquez, responsable de comunicación del club.

Manu Caínzos, secretario del Baxi Ferrol, lo resume a la perfección: “Hoy en día, lo que no puedes ver, no existe”. Y el deporte ferrolano se resiste a que la pandemia lo haga invisible.

Desde el pabellón al mundo