Delegados sindicales de los trabajadores del Concello inician encierros de 24 horas

Representantes de CSIF, UGT y CIG montaron una tienda de campaña en el vestíbulo del Palacio Municipal para pasar la jornada hasta las 12.00 horas de hoy | d. alexandre
|

Los delegados sindicales de los funcionarios y de los trabajadores públicos del Concello de Ferrol han dado un paso más en sus protestas contra la falta de gestión del gobierno local, que provoca “o agravamento da situación que padece o persoal municipal, derivada da desidia ou incapacidade do goberno, que se traduce na precarización dos servizos públicos”.
Tras tres concentraciones a las puertas del Palacio Municipal todos los martes, representantes de los sindicatos CSIF, UGT y CIG acordaron iniciar encierros semanales de 24 horas en el vestíbulo, práctica que iniciaron ayer a las doce del mediodía con el montaje de una tienda de campaña.
El presidente de la Junta de Personal, Javier Sandá (CSIF) justificó la medida dado que “non houbo movemento ningún por parte do goberno”, al mismo tiempo que mostró algo de satisfacción al conocer ayer por la mañana la convocatoria de una mesa de negociación para el próximo miércoles, señal de que “as concentracións e as protestas empezan a obrigar movementos”.
Con todo, Sandá indicó que esta reunión “non supón unha gran alegría” porque se trata de una obligación mensual dictada por el protocolo de funcionamiento de las mesas –obliga a que se relice una el último miércoles de cada mes–, “e a última que tivemos foi no mes de maio”.
El representante de la Junta de Personal lamentó que el resto de asuntos que se demandan sigan igual, como la falta de convocatoria del comité de seguridad y salud, y recordó la denuncia presentada hace unas semanas ante la Inspección de Trabajo –que contiene más de 150 folios–, de la que tienen constancia que ya se adjudicó a una inspectora.
Asimismo, la demanda judicial que anunciaron al principio de las concentraciones también está en proceso, porque “estamos rematando de traballar e si que está levando máis de tempo porque é complicado entrar no xulgado, pero contamos con que antes de que remate este mes se presente e, si é posible facelo nesta semana ou na que ven, non imos esperar máis tempo”, aseguró Sandá.

Discrepancias
CCOO quiso desvincularse de los encierros iniciados ayer debido a que, a su parecer, se trata de un “encierro simbólico” y creen que se continuará en la misma situación. Asimismo, desde la formación aseguraron que también se oponen a esta forma de protesta “porque consideramos que hay que implicar a los trabajadores y no se ha hecho ninguna asamblea informativa para contarles el motivo de este encierro y pedir su participación, algo que creemos lógico”, destaca el delegado de CCOO en el Concello, Rafael Beceiro.
Comisiones Obreras habla también de marcarse objetivos concretos que pongan fin a la acampada, porque “si metemos en el mismo saco todos los temas pendientes, evidentemente, no va a haber solución de aquí al mes de junio a todos los problemas existentes y sí se podrían marcar unas máximas claras de temas más importantes donde ya hay pasos dados” y hacer un encierro hasta que haya cumplimiento de las mismas.
El sindicato está dispuesto a seguir hablando e intentando llegar a acuerdos con el resto de formaciones con representación en el Concello porque “evidentemente, el fondo de la cuestión es que se cumplan una serie de compromisos adquiridos que no se han cumplido”. Con respecto a la mesa de negociación fijada para la próxima semana, al igual que el resto de delegados, CCOO se muestra a la expectativa de ver lo que sucede y si el gobierno local mueve ficha en sus promesas –sobre todo en cuanto a la convocatoria de la oferta pública de empleo para poder cubrir las vacantes–.
“Sí que hay algunos puntos importantes como, por ejemplo, el tema de las incapacidades temporales, que se estaban descontando y algunos cumplimientos de sentencias –como la referida a las retribuciones variables del personal municipal que deben percibir también durante sus vacaciones–... Veremos cómo se desenvuelve la mesa porque siempre puede haber un informe que falta o algo que impida que ese punto se lleve adelante, así que en función de eso, actuaremos”, indicó Beceiro.
Javier Sandá también se mostró un tanto pesimista asegurando que el alcalde, Jorge Suárez, “xa nos ten acostumbrados a que as convocatorias das mesas as celebra pero incluso os acordos que se toman nelas non os cumpre nin executa, co cal esperanzas, de momento, seguimos con poucas”, explicó.
Respeto absoluto del alcalde
Suárez evitó pronunciarse al respecto de estas nuevas movilizaciones y se limitó a “respetar ao máximo” las medidas adoptadas por los representantes sindicales que actúan en nombre de la plantilla municipal.
El regidor ferrolano aseguró que el próximo día 17 –fecha en la que se llevará a cabo la reunión– se abordarán varios asuntos “que trataremos de resolver para satisfacer as súas demandas”, al mismo tiempo que espera tener resueltas algunas de ellas antes de que finalice el mandato. l

Delegados sindicales de los trabajadores del Concello inician encierros de 24 horas