El Concello del nuevo mandato será el que menos fuerzas políticas albergue

diario de ferrol-9999-99-99-999-ff46bc40
|

Los resultados electorales del pasado domingo dejaron una corporación local con menor representación de la existente en los últimos mandatos y eso pese a haber batido récord de candidaturas, un total de once.


La bancada de la derecha tendrá un único color y un único signo, ya que los concejales que la ocupen serán todos del Partido Popular, un total de 12.

Desde el mandato 1999-2003 no había habido solo cuatro partidos en el Concello. Fueron entonces BNG, PSOE, PP e IF, a los que en años posteriores se unió Esquerda Unida. En los anteriores comicios –los de 2015– no se presentaron ni EU ni Independientes por Ferrol, pero fueron sustituidos en el Concellopor la incorporación de Ferrol en Común y Ciudadanos.

Ahora, la falta de representación de este último deja una corporación con un único partido a la derecha, el PP, con 12 ediles, y una izquierda del pleno representada por PSOE, FeC y BNG.

Ciudadanos
Con un “estamos de vuelta!”, el candidato a la Alcaldía por Cs, Alejandro Langtry, reaparecía ayer en las redes tras la noche electoral y tras unos resultados que han dejado a su formación, que se estrenó en el Concello con la edil Ana Rodríguez Masafret, a 500 votos de obtener representación.
Alejandro Lantry agradeció el apoyo recibido por parte de los votantes con un “muchas gracias a todas esas personas que apoyaron y defendieron en las urnas nuestra propuesta” y reiteró las felicitaciones “como lo hicimos en la noche electoral y posteriormente por privado”, a los ganadores de estas elecciones locales.


Asimismo, mostró su deseo de que “luchen por lograr empleo y la recuperación de la ciudad alejándose de follones y líos” y apuntó que Ciudadanos no desa-parece sino que “continuaremos trabajando por y para Ferrol. Nos hemos quedado a apenas 500 votos de obtener representación municipal pero no dejaremos de luchar por un Ferrol por encima de todo”.

El Concello del nuevo mandato será el que menos fuerzas políticas albergue