La Xunta y los promotores recelan del nuevo plan de la Marea para el Ofimático

Los trabajos en determinados puntos del parque Ofimático se encuentran actualmente bastante avanzados | javier alborés
|

El plan del Gobierno local para el Parque Ofimático anunciado esta semana genera dudas entre la Xunta y los promotores, quienes ya mostraron su desacuerdo en una reunión mantenida antes de que la Marea hiciese pública su nueva hoja de ruta.
Tanto la Administración autonómica como los promotores consideran que las modificaciones que propone la Marea supondrán un contratiempo para este polígono.
Así, su preocupación se centra en que el nuevo plan podría conllevar un retraso en la concesión de las licencias correspondientes a la segunda fase de urbanización.
No quieren que se repita lo sucedido con los permisos pertenecientes a la primera fase de urbanización, que todavía no pueden ser concedidos porque no se terminaron los trabajos indispensables para dotar al polígono de servicios.
Los recelos de la Xunta y de los promotores hacen referencia al plan del Gobierno local de realizar una modificación puntual en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM). Con esta medida, el Ayuntamiento busca excluir del proyecto a las viviendas, en concreto tres, ubicadas en el margen derecho de la avenida de Alfonso Molina.

Seguridad
Según el concejal Xiao Varela, este trámite servirá para dotar de seguridad jurídica al proyecto del Parque Ofimático y que no afectaría a las obras de la primera fase de urbanización, que están en su recta final.
Desde la Consellería de Infraestruturas e Vivenda ven otro punto negativo a esta reestructuración del proyecto ya que supondría que se alargase mucho en el tiempo.
La construcción del Parque Ofimático está marcada por las dificultades y los retrasos, por lo que ahora se busca evitar al máximo que se vuelvan a alargar los tiempos.
Tanto la Xunta como los promotores fueron contundentes durante la reunión con el Ayuntamiento a la hora de mostrar sus dudas en torno al nuevo giro que quiere darle la Marea al proceso.
A pesar de ello, el Gobierno local decidió seguir adelante y presentar esa misma mañana su plan de manera pública. Así, tanto la propuesta municipal como su decisión de actuar unilateralmente generan malestar en el seno de la consellería y de los promotores, que no entienden que ahora se haga esta maniobra.
Esto se debe en buena parte a que las tres partes habían firmado un protocolo de actuación en agosto del año pasado, un punto clave ya que fue el que permitió desbloquear el Parque Ofimático, que hasta entonces se encontraba paralizado.

Reunión
Mientras aparecen estas discrepancias provocadas por el último movimiento del Gobierno local, la Consellería de Infraestruturas e Vivenda se mantiene a la espera de que el Ayuntamiento acceda a mantener una reunión que fue solicitada por la conselleira Ethel Vázquez el pasado 29 de noviembre.
Por el momento se propusieron dos fechas para mantener este encuentro, pero hasta ahora no hubo respuesta desde el palacio de María Pita. La intención de la conselleira es conocer de primera mano los planes del Gobierno local.

La Xunta y los promotores recelan del nuevo plan de la Marea para el Ofimático