Las ventas durante la primera quincena de rebajas se estancan en el comercio local

Rebajas en Ferrol
|

La primera quincena de rebajas ha cerrado con unos resultados similares, o con un ligero repunte de las ventas, que los registrados durante el mismo periodo de 2015, según informó la Confederación Española de Comercio (CEC) en un comunicado. Sin embargo, la cifra de negocio en Ferrol “se ha estancado” con respecto a los último años, según afirmó el presidente de los comerciantes locales, Cristóbal García Nores.
En concreto, la CEC atribuye  el moderado incremento de la facturación a los altos porcentajes de descuento y al stock acumulado tras una campaña de primavera-verano lastrada por la climatología. Sin embargo en Ferrol este clima un tanto adverso había favorecido los primeros días de rebajas en la ciudad, tal y como resaltó Nores a primeros de mes, aunque la llegada del buen tiempo produjo una menor afluencia de compradores. 
De esto modo, Nores señaló que las ventas en este momento “están como el años anterior, estancadas”, para lo cual reclama soluciones y trabajo en común entre comerciantes y Ayuntamiento. Con todo, espera que las ventas se animen en agosto, cuando regrese la gente que se ha ido a vivir fuera de Ferrol durante la época estival de tal modo que se pueda cerrar la temporada de rebajas con relativo éxito.
La futura remodelación de la plaza de Armas no deja indiferente al presidente de los comerciantes ferrolanos, quien lamenta el cierre de calles y vuelve a cargar contra la peatonalización del centro de la ciudad. 
“No estamos en condiciones de soportar una obra como la que se va a realizar en la plaza de Armas, con calles cerradas. Así no conseguimos que venga gente a comprar”, sentenció. Al respecto, señaló que hay calles peatonales vacías y otras que son abiertas al tráfico rodado, pero que se cierran en verano para instalar terrazas, aunque recalcó que él no era contrario a los toldos de la hostelería, pero sí al modelo de peatonalización que pretende realizar el ayuntamiento. Por otro lado, el sector ha lamentado la confusión y poca intensidad del actual modelo liberalizado, al tiempo que reclama un cambio normativo. La Confederación Española de Comerciantes advirtió  de una “progresiva reducción del impacto positivo de las rebajas”, que en esta ocasión se ha limitado a los primeros días de julio.
“Tras cuatro años de la aprobación de un modelo que no ha satisfecho ni a comerciantes ni a consumidores, consideramos prioritario que se abra un periodo de reflexión en el que se alcance una solución consensuada con el sector”, aseguró la confederación.

Las ventas durante la primera quincena de rebajas se estancan en el comercio local