El Martes Santo dejó una estampa multitudinaria en sus dos procesiones

Diario de Ferrol-2019-04-17-008-27d2a1af
|

Seis de seis. Todas las procesiones previstas hasta la fecha han podido desfilar por las calles ferrolanas gracias al buen tiempo. Ayer, Martes Santo, lo hicieron la del Cristo de la Buena Muerte de la Cofradía de la Orden Tercera –a las ocho de la tarde– y la de Jesús Atado a la columna y la Santísima Virgen de la Esperanza –una hora más tarde–, ambas con una gran afluencia de público.
La primera de ellas inició su recorrido en la recién inaugurada glorieta de Alfredo Martín y en su paseo por las calles de Ferrol Vello, la procesión realizó una parada delante de la iglesia del Socorro para llevar a cabo una ofrenda floral al Cristo de los Navegantes. La Banda de la Pasión de la Cofradía de Dolores, la banda Agarimo y la Agrupación Cristo de la Buena Muerte fueron los encargados del acompañamiento musical.


La procesión de las nueve de la noche salió del corralón de Dolores con el paso de Jesús Atado a la Columna y el de la Santísima Virgen de la Esperanza, siendo esta última una de las imágenes que mayor devoción tiene en Ferrol, especialmente entre las mujeres, ya que es llevada por el tercio de portadoras de la Cofradía. El final de este desfile es uno de los más emocionantes de la Semana Santa local, ya que es tradición que la banda de la Hermandad interprete varias marchas terminando con la pieza “Una madre no se cansa de esperar”.


Asimismo, la jornada de ayer comenzó con una misa crismal en San Xiao a las 11.30 horas, presidida por el obispo Luis Ángel de las Heras. A las siete de la tarde, la capilla de la Merced acogió también la ceremonia del Envío y del Compromiso de Cofrades.
Miércoles Santo 


Serán cinco las procesiones que protagonicen el día de hoy, si el tiempo lo permite, el segundo con más desfiles después del Viernes Santo –que cuenta con seis–.


La primera de las imágenes que saldrá será la de Nuestra Señora de los Cautivos y el Santísimo Cristo Redentor, de la Cofradía de la Merced, a las 19.30 horas, recorriendo las calles María, Arce, Real, Sánchez Barcáiztegui, Magdalena, Tierra, Real, Méndez Núñez y regresando por la María hasta la capilla.


A esa misma hora saldrá también una de las procesiones más especiales de la festividad, declarada de Interés Turístico Internacional, la del Cristo de los Navegantes, la única que no organiza ninguna de las cinco cofradías existentes. Es la parroquia del Socorro quien lleva a cabo este desfile por las calles de Ferrol Vello y el interior del Arsenal Militar, que se abre de manera extraordinaria para que el público pueda seguir esta procesión. El acompañamiento musical correrá a cargo de la Banda del Tercio Norte.


Para cerrar la jornada, la Cofradía de las Angustias saldrá a las nueve de la noche de su santuario con el Cristo del Perdón y María Santísima de los Desaparados, recorriendo el paseo de Pablo Iglesias y las calles Carmen, Real, y Sánchez Barcáiztegui. A continuación, a las 22.30 horas, saldrá la procesión de la Penitencia de Dolores –antes habrá un acto a las 21.45 horas– por las calles Méndez Núñez, Real, Sánchez Barcáiztegui, Magdalena, Tierra y regreso para la retirada.


Por último, el desfile de Nuestro Padre Jesús camino del Calvario de la Cofradía de la Soledad pondrá el punto final a la jornada a partir de las 23.45 horas desde la capilla de la Orden Tercera, recorriendo las calles Real, San Diego y Magdalena, para regresar por Tierra y Real.

El Martes Santo dejó una estampa multitudinaria en sus dos procesiones