La Policía cierra la calle Río Mera por riesgo de desprendimientos en el centro Porta Nova

Las obras de emergencia necesitarán otras complementarias d.a.
|

La Policía Local cerró ayer al paso de vehículos y peatones la calle Río Mera, en la parte trasera del centro comercial Porta Nova, por razones de seguridad. Como se recordará, en el edificio se están realizando obras de emergencia para asegurar los elementos de las fachadas ante el peligro de desprendimiento y todavía están pendientes otras para solucionar definitivamente un problema  que el gobierno achaca a la falta de mantenimiento del edificio desde su construcción.
El presidente de la Asociación de Vecinos del Ensanche A, Rafael Leira, explicó ayer que hace ya cuatro años que la entidad puso en conocimiento del Concello los problemas que presentaba el exterior del centro comercial. En principio se pensó que era un problema de las piedras con las que se revistieron las fachadas, pero los últimos informes apuntan a que “lo que de verdad está fallando es la pared”. En estos días se están realizando varias catas y un informe por parte de un técnico ajeno al Concello para determinar qué intervenciones realizar con el fin de dejar solventado este problema.
En la comisión de Economía celebrada ayer se trató también una cuestión relacionada con este centro comercial, cuya concesión se rescató y que el Concello sacará de nuevo a concurso en breve –ya está elaborando las condiciones–. En la reunión se aprobó dar marcha atrás en la extinción del contrato con uno de los establecimientos comerciales situados en el inmueble –apenas quedan seis en funcionamiento–  porque, según señaló Langtry, el propietario justificó que el cierre que condujo a aquella decisión fue coyuntural y no por más de un año, como creía el Concello.

La Policía cierra la calle Río Mera por riesgo de desprendimientos en el centro Porta Nova