Cultura prorroga el contrato con Eulen para la gestión de espacios

|

El Concello de Ferrol prorrogará por un año el contrato con Eulen para la prestación de servicios en el teatro Jofre, Auditorio, Torrente Ballester y otros escenarios municipales. Lo hace mientras se redactan los pliegos para sacar de nuevo a concurso esta contratación, que se adjudicó en mayo de 2012 por un período de cuatro años, por lo que está a punto de vencer.
La nueva redacción de los pliegos será aprovechada desde Cultura para redefinir qué espacios se incluirán para la prestación de asistencia técnica, puesto que se estudia su apertura a nuevos contenedores culturales como, por ejemplo, el futuro museo de la ciudad en los bajos de la Cuesta de Mella. Además, la intención del área de Cultura es la de redefinir las funciones del personal para excluir la responsabilidad sobre la programación en los teatros que tiene ahora la figura del productor ejecutivo de eventos, contemplada dentro del pliego y que se presta desde Eulen. El edil Suso Basterrechea quiere que esas funciones se recuperen en su totalidad por parte de la concejalía.

más de medio millón al año
El contrato con Eulen adjudicado en mayo de 2012 especifica una cantidad anual fija para la empresa de 486.724,08 euros anaules, aunque se reservan otros 90.000 para hacer frente a necesidades derivadas de la contratación de personal indirecto. En total, hay una consignación presupuestaria anual de 576.724,08 euros, con un coste total durante los cuatro años de duración del contrato que ahora vence de 2.306.896,32 euros.

técnico cultural
El concejal Suso Basterrechea quiere recuperar el protagonismo en la programación de la propia concejalía a través de la figura del técnico cultural. Se trata de un puesto de trabajo que existe desde hace años en la RPT, compartido con Patrimonio, pero que nunca se llegó a cubrir. Este trabajo en teatros y museos se cubría con asesores vinculados  a cada corporación. El propio Basterrechea fue el responsable del diseño de las exposiciones en el Torrente Ballester cuando Yolanda Díaz era concejala de Cultura, en el gobierno de Irisarri. En esa época Marcos Lorenzo ejercía como asesor cultural. Estas figuras desaparecieron con el pasado gobierno, con la responsabilidad en Cultura de Reyes García Hurtado, alegando un importante ahorro. Basterrechea rechaza ese planteamiento porque se derivan sus funciones a las empresas, con lo que en realidad se hace una privatización. “El técnico cultural podría hacer ese papel que ahora se está pagando”, apunta. “Al eliminar los asesores no se ahorra, lo que se hizo fue privatizar el servicio”.

recuperación del torrente
La programación expositiva del Torrente estuvo durante los últimos años en manos de la empresa Artedardo –se le adjudicó en marzo de 2014 por dos años, por un importe anual de 89.903 euros. El contrato vence este mismo mes y desde Cultura no se va a renovar ni tampoco a sacar a concurso para que se gestione desde una entidad o persona externa. Estas funciones de programación las asumirá directamente la concejalía.

Cultura prorroga el contrato con Eulen para la gestión de espacios