Sada está dispuesta a hablar sobre el pazo de Meirás “de igual a igual y sin condiciones”

26 marzo 2011 / 09 abril 2011 página 19 / 05 abril 2012 página 17 / 12 junio 2013 página 18 Sada.- El Pazo de Meirás abrió ayer sus puertas por primera vez después de cuatro años de batalla en los tribunale
|

El Ayuntamiento de Sada está encantado con la nueva actitud de la Xunta respecto al pazo de Meirás. Aseguran que es la primera vez que, desde que Alberto Núñez Feijóo preside el Gobierno gallego, se “interesan” por las quejas transmitidas por aquellos que encuentran problemas para visitar esta propiedad de la familia Franco.
La apertura de diligencias por parte de la Xunta a los dueños de las Torres de Meirás –algo que, no obstante, no es nuevo, ya que se conoció hace varias semanas–, es valorado “positivamente” por el consistorio, que asegura que siempre ha trabajado para que se cumpla la legalidad. 
Es decir, para que este Bien de Interés Cultural (BIC) pueda ser visitado al menos cuatro días al mes, como así establece la Ley de Patrimonio.

información
El Ejecutivo autonómico ha pedido a todas las partes implicadas –entre ellos el propio Ayuntamiento y, evidentemente, a la familia propietaria del pazo de Meirás y a quien gestiona el calendario de visitas– que les remita la información de la que dispongan relativa a esos recorridos por el inmueble, si estos se están produciendo con normalidad o si, por el contrario, hay algún problema para que sea así.
La Xunta envió hace algo más de una semana un escrito al consistorio en el que le informaba oficialmente sobre esas diligencias abiertas. Una comunicación que, como reconoció el concejal de Promoción Económica y Turismo de Sada, Xosé Lois Suárez Becerra, está siendo fluida entre ambas administraciones. “Estamos moi contentos co trato da Xunta”, señaló al respecto el edil, quien espera que estos últimos movimientos sirvan para restablecer la normalidad y, sobre todo, para que la normativa que recae sobre los BIC se cumpla.
En cualquier caso, Suárez Becerra subraya que este paso no es más que “unha etapa no camiño” para que el pazo vuelva, algún día, a ser del pueblo de Sada. 
En este sentido, afirmó que el Ayuntamiento en todo momento ha mostrado su disposición a hablar sobre el futuro de las Torres de Meirás, pero siempre y cuando se haga “de igual a igual” y, sobre todo, “sen condicións no diálogo”.

misma dinámica
Independientemente del expediente abierto por el Gobierno gallego para recabar esa información, el Ayuntamiento seguirá en la “misma dinámica” que hasta la fecha, esto es, trabajando para hacer del pazo uno de los reclamos que atraiga a gente a visitar el municipio.
Suárez Becerra siempre ha señalado este BIC como uno de los ejes sobre los que se tiene que asentar Sada en un futuro a corto y medio plazo, de ahí que continuamente se ofrezcan soluciones para mejorar las visitas, incluso postulándose el consistorio para gestionarlas, algo que de momento no ha conseguido dar sus frutos.

Sada está dispuesta a hablar sobre el pazo de Meirás “de igual a igual y sin condiciones”